Alberto Fernández explicó por qué no habrá un salvataje financiero para Buenos Aires

El presidente señaló que "no está previsto ese auxilio en las cuentas del Estado nacional". Pero rechazó conflictos con Kicillof: "Axel está muy dedicado al problema y ya estuvimos hablando".

El presidente Alberto Fernández se refirió anoche a los vencimientos de deuda que deberá enfrentar el gobernador Axel Kicillof el próximo jueves, por USD 277 millones, y confirmó que no habrá un salvataje financiero por parte del Estado nacional, tal como había adelantado el ministro de Economía, Martín Guzmán. 

¿La explicación? "Simplemente no está previsto ese auxilio en las cuentas del Estado nacional, eso es lo que dijo Guzmán y es la más estricta realidad. Después tendremos que ver cómo encarar el problema. Todo es una deuda heredada", explicó el mandatario durante una entrevista con Gustavo Sylvestre en C5N.




En esa sintonía, Fernández negó un conflicto con Kicillof por esta cuestión y cargó contra la administración de María Eugenia Vidal. "Los únicos culpables son los que destruyeron la economía en la provincia de Buenos Aires. Este es el primer momento del problema de la deuda, es provincial, pero hay que hacer frente a la discusión y al debate. Tenemos que tener paciencia, estamos conociendo el problema, Axel está muy dedicado al problema y ya estuvimos hablando de este tema", afirmó.



Fernández y Kicillof juntos el fin de semana pasado en Mar del Plata, junto a empresarios teatrales y actores.


Este domingo Guzmán informó que el Estado nacional no considera un salvataje financiero para la provincia, que este jueves deberá pagar la segunda cuota de amortización e intereses del BP21 por USD 277 millones. Ante esas declaraciones y el temor de que el gobierno de Kicillof no pueda hacer frente al vencimiento, los tenedores salieron a desprenderse de sus títulos y los bonos sufrieron una caída de hasta el 6,8%.


Argentina y la deuda con el FMI

Al ser consultado por la deuda de USD 57.000 millones que mantiene el país con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tomada por el gobierno de Mauricio Macri en mayo de 2018 en plena devaluación, Fernández señaló que espera tener "un escenario ordenado para el 31 de marzo", ya que hay vencimientos en abril. 

“Hay diálogo con el Fondo. Lo que están viendo es que por primera vez alguien le dice la vedad en Argentina”, aseguró el presidente, pero no escatimó en sus críticas contra el organismo internacional por haber prestado esa cantidad de dinero a la administración de Macri.

“Después de haber sido un gran responsable de la crisis que vivimos, el Fondo advierte que le estamos haciendo frente a los problemas que realmente existen en la economía argentina: la pobreza, la desnutrición y la falta de trabajo", planteó.

Por lo pronto, el equipo encabezado se encuentra negociando con el Fondo y los demás tenedores de deuda. Su propuesta consiste en una quita de capital en torno al 20%, una postergación de los vencimientos por tres años y un recorte más pronunciado en los cupones de intereses.

Para este año los pagos de deuda ascienden a USD 63.706 millones, el 51% corresponde a bonos y el 31% a Letras del Tesoro, y en total equivalen a aproximadamente el 14% del PBI nacional del año pasado.

Diarios Argentinos móvil