Fernández acordó con Kicillof y Larreta cómo continuará la cuarentena en AMBA

El presidente los recibió en Olivos para definir los próximos pasos de la cuarentena, que se extenderá hasta el 8 de junio. El gobernador bonaerense negó diferencias con el Gobierno porteño.


El presidente Alberto Fernández recibió este miércoles en la residencia de Olivos al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para analizar la evolución de la pandemia del coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y definir los siguientes pasos, cuando el Gobierno nacional ya anticipó que la cuarentena continuará al menos por dos semanas más, hasta el 8 de junio.

El encuentro comenzó pasadas las 19 y se prolongó hasta las 22. Por la lado del Gobierno nacional estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Transporte, Mario Meoni; y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizotti. Junto a Kicillof se hizo presente su ministro de Salud, Daniel Gollán; y a Larreta lo acompañaron vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; el ministro de Salud, Fernán Quirós, y el secretario de Transporte, Juan José "Juanjo" Méndez.



Pese a los cruces que hubo durante la última semana y media por la reapertura de casi todos los comercios minoristas que decretó la Ciudad a partir del lunes de la semana pasada, tanto Kicillof como Rodríguez Larreta coincidieron que ante la curva ascendente de contagios "no hay margen" para flexibilizar la cuarentena, a diferencia de lo que ocurre en otros puntos del país, dijeron los portavoces.

Según las fuentes oficiales, "se analizaron varios aspectos frente a la pandemia: la evolución de los casos de Covid-19, y la articulación entre el Estado nacional, provincial y la Ciudad para abordar la problemática en los barrios vulnerables, la movilidad y el transporte en el área metropolitana, a fin de comenzar a definir cómo seguirá la cuarentena".

Otro de los temas que se trató en el encuentro, y que es una de las principales preocupaciones de Fernández, fue la cantidad de casos que se reportaron en los últimos diez días en los barrios vulnerables. Por eso, el presidente ofreció la ayuda del Gobierno nacional "para que sea más rápido y mejor el trabajo en esos barrios con el testeo y el tratamiento".

Antes de la reunión con Kicillof y Larreta, el mandatario había recibido a referentes de los barrios populares porteños, quienes acercaron reclamos por la situación en los comedores, la falta de agua potable, el subsidio para la compra de garrafas, el aumento de dengue y la necesidad del cumplimiento del protocolo para casos sospechosos de coronavirus, entre otros puntos. 



Kicillof: "Esto no es una competencia"

Al término del encuentro, el gobernador bonaerense dialogó con la prensa y volvió a rechazar diferencias con el jefe de Gobierno porteño por el manejo de la crisis: "No hay competencia ni un problema político".

"En todos los lugares del mundo, cuando aumentan los casos, se toman decisiones de restringir, y se trata de que no se mezclen las jurisdicciones por el contagio", dijo el mandatario provincial, al referirse a la idea de endurecer los controles de circulación entre ambos distritos. 

"Esto no es una competencia, hay que buscar un equilibrio. Cuando hay dos jurisdicciones hay que evitar que se crucen los casos para que no se contagien. No es un problema político y no estoy presionando, ni juzgando y no es cuestión de echar culpas ni hacer política con esto", enfatizó.


Diarios Argentinos móvil