Feria del Libro: caída en las ventas y críticas de las librerías

Más de 1 millón de asistentes pasaron por la Rural del 25 de abril al 13 de mayo. Las críticas a las políticas culturales de Cambiemos y el descuento del IVA, los temas que ocuparon la agenda.

Según el informe anual de la Cámara Argentina del Libro (CAL), durante el enero y febrero de 2019 se produjeron casi un 50% menos de novedades editoriales que en 2016. Esto hace que consideren que el primer trimestre de 2019 fue el peor de los últimos 5 años en cuanto a producción  y venta de libros. Ese fue el contexto de la 45º edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. 



Sin embargo, más allá de los datos, las editoriales, grandes y pequeñas, pensaban revertir la tendencia durante los días de Feria debido a la afluencia de público y a las presentaciones y charlas de escritores y escritoras. Las expectativas no se concretaron del todo, la crisis parece irremontable.

Ayer, los libreros dieron una conferencia de prensa en la que denunciaron la preocupante situación del sector  y exigieron políticas públicas para afrontarla. El tema que dominó la jornada fue el pedido de exención del IVA para las librerías. "Dejar que las librerías agonicemos es un atentado contra la cultura. Son necesarias las políticas públicas", dijo Carlos Alberto Morón de Librerías Casa del Sol y protesorero de la Fundación El Libro.

Las modificaciones introducidas por la ley de presupuesto 27.467 permiten la recuperación del IVA en casi toda la cadena del libro (editoriales, distribuidoras e imprentas) pero no alcanza a  las librerías.

El responsable de la Librería Hernández y tesorero de la Fundación El Libro, Ecequiel Leder Kremer, aseguró: "Defendemos la exención del IVA al libro, pero hay una inequidad porque nosotros, las librerías, sí lo pagamos cuando pagamos la luz y el alquiler". "Las librerías estamos en una situación muy crítica. Incluirnos en esta norma sería un gran alivio", agregó. Hablaron de la crítica situación de las librerías del interior del país, y pidieron políticas públicas de promoción del libro y fomento de la lectura.

Respecto de las expectativas del sector, el director de la Feria del Libro de Buenos Aires, Oche Califa, dijo a Infobae: “Indudablemente flujo y asistencia no es lo mismo que resultado en ventas. Los tres últimos años del sector del libro fueron malos, era previsible que la feria no fuera buena en ventas, cuando ya el primer trimestre era malo, y cuando nadie avizora que vaya a mejorar”, y explicó: “Lo que ocurre es que la Feria produce un momento de empatía en el que la gente gasta un poco más”.

La situación es crítica, el aumento de costos (por ejemplo, el papel), el aumento de tarifas y la caída del consumo, el despido de personales y los retrasos en la cadena de pagos son los principales problemas del sector. Durante su discurso en la apertura de la Feria, la presidenta de la Fundación El Libro, María Teresa Carbano, advirtió: “Lo dramático es que la caída no se detiene”. 

Diarios Argentinos