Femicidio en Misiones: la ejecutó y luego se suicidó

El femicida tenía 76 años y fue encontrado ahorcado. La víctima, de 64 años, lo había denunciado por violencia de género y tenía una orden de restricción que había caducado el 6 de febrero.

Un hombre de 76 años mató a su mujer de un tiro en la cabeza y luego se suicidó ahorcándose. Sucedió ayer en la localidad misionera de Aristóbulo del Valle, a 145 kilómetros de Posadas. El femicida ya había sido denunciado por violencia de género.

Fuentes policiales informaron a Télam que fueron alertados ayer a las 12.50 por un joven que había llegado hasta la casa de la pareja y había encontrado el cadáver de Elsa Inés Glosniscki, de 64 años, en un sillón del hall.

Los investigadores pudieron constatar que la mujer presentaba golpes en varias partes del cuerpo y un disparo detrás de la oreja izquierda. A Carlos Thuay lo encontraron a 70 metros de la vivienda pendiendo de una soga que había sido atada a una planta de mango.  Junto al cadáver había un revólver calibre 22 con nueve cartuchos y una vaina servida en el tambor, lo que hace suponer que se trata del arma utilizada para matar a la mujer.

Las fuentes precisaron que en uno de los bolsillos del pantalón del femicida se halló una nota manuscrita cargada de insultos y amenazas hacia su pareja.

Según publicó Clarín, Glosniscki había hecho una denuncia en la Comisaría de la Mujer de Aristóbulo del Valle por violencia familiar el año pasado. El Juzgado de Familia había ordenado la exclusión del hogar y la prohibición de acercamiento de Thuay a su esposa por tres meses. La medida había vencido el 6 de febrero y ambos habían sido llamados a comparecer ante la Justicia. Fue allí que habían decidido dar por finalizada la causa, por lo que la medida restrictiva no fue ampliada.

Es motivo de investigación si el hombre había vuelto a vivir en la vivienda o si volvió solo para cometer el asesinato. Además, se iniciaron pericias para determinar si los golpes que la mujer tenía en el rostro, piernas y otras partes del cuerpo fueron el resultado de una golpiza previa al crimen o si se produjeron en los días anteriores. 

El Juzgado de Instrucción solicitó se realicen pruebas para detectar restos de pólvora en las manos de la pareja, así como una autopsia a los cuerpos.

Diarios Argentinos