Febrero negro para el Gobierno en las encuestas

Según un estudio de Gustavo Córdoba, casi el 65% de los argentinos desaprueba la gestión de Macri, el nivel de rechazo más alto desde su asunción. La inflación sin freno sigue marcando el humor social.

En el inicio del año electoral el pulso de la economía sigue marcando la evolución de las encuestas. Un estudio de Gustavo Córdoba realizado durante la semana pasada revela que el 64,7% de los argentinos desaprueba la gestión de Mauricio Macri al frente del gobierno.

La alta inflación de enero –y la esperada en febrero–, sumada a las continuas subas en las tarifas de los servicios, llevaron a la desaprobación del gobierno nacional al punto más alto de los más de tres años de gestión de Macri.

Hay preocupación en el gobierno, ya que los niveles negativos actuales superaron inclusive al del momento más álgido de la corrida cambiaria de 2018.



Como es de esperar por el dato anterior, la aprobación de la gestión llegó también a su mínimo histórico (32,3%).

En paralelo, un 63,5% de los argentinos tiene una imagen negativa del presidente, el pico máximo de desaprobación de los últimos seis meses.

Esta caída en la imagen del mandatario arrastró a María Eugenia Vidal, que tras tomar la arriesgada decisión de no desdoblar las elecciones provinciales y acompañar a Macri en la boleta registró un repunte de casi siete puntos en su imagen negativa.

Luego de varios meses, la imagen negativa de la gobernadora (50,7%) volvió a superar a la positiva (44,1%) y de esta manera alcanzó el pico máximo de desaprobación desde su asunción en diciembre de 2015.



Otro de los ejes principales que marca el humor social actual es que no se perciben mejoras económicas a mediano plazo: dos de cada tres argentinos opinó que la situación dentro de un año va a ser peor que la actual.

Por el momento este dato le quita al oficialismo un activo importante en materia comunicacional: la posibilidad de mostrar un mediano plazo venturoso económicamente que mejore las chances electorales de Cambiemos.

En este sentido. los principales problemas percibidos por los argentinos son económicos. El 22,9% considera que la inflación es el tema a resolver prioritariamente, el 20,3% considera que es el endeudamiento y un 20% la corrupción.

Además, el 12,4% opina que el desempleo es el principal problema del país, un 10,1% la educación y un 7,9% la pobreza.

A pesar de la aparente fragmentación, más del 63% de los encuestados se inclinó por una problemática de origen económico al opinar sobre el principal problema del país.


Intención de voto e imagen de los principales dirigentes

El dato es contundente: un 63,8% de los argentinos votaría por un cambio al gobierno actual, mientras poco menos del 25% lo haría por la continuidad de Cambiemos.

Esta opción de “cambiar al cambio” mostró un avance de casi nueve puntos desde diciembre pasado, y la opción de continuidad cayó casi cinco puntos en dos meses.



El informe revela también que hay un importante crecimiento en la idea de votar a un espacio político que no sea macrista ni kirchnerista. En este sentido el 59% de los argentinos respondió que votaría a un tercer partido “por fuera” de “la grieta”, y en dos meses dicha proporción subió 14 puntos.

Por último, al ser consultados por su sentimiento de pertenencia política, en febrero un 41,5% de los argentinos se manifestó “peronista”, nueve puntos más que en enero. Por otro lado, la identificación “antiperonista” se redujo del 39% al 33% en el último mes.

Tan solo un 25% de los argentinos se sintió identificado con “Cambiemos”, mientras un 51,5% se identificó como “anticambiemos”.

Por otro lado, el 28% se manifestó “kirchnerista”, pero en los últimos 30 días la proporción de “antikirchneristas” bajó del 58% al 49%, según el informe de la consultora.

Diarios Argentinos móvil