"Estamos mal, pero contentos", afirmó un empresario sojero

Se trata de Gustavo Grobocopatel. El dueño del grupo "Los Grobo" reconoció que "probablemente" el sector esté pagando más impuestos que con Cristina, pero dijo que tiene en Macri "un interlocutor interesado".

El empresario agropecuario Gustavo Grobocopatel, dueño de Los Grobo, el principal grupo sojero del país, señaló que el sector "probablemente" paga más impuestos de lo que pagaba durante los gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, aunque aseguró que están "mal, pero contentos". 

"El sector está pagando muchísimo dinero en impuestos, probablemente mucho más que lo que se pagaba en la época de Cristina, y la sensación es que tiene en el presidente un interlocutor interesado, válido, que respeta al sector y de alguna manera lo conoce", afirmó durante una entrevista con Luis Novaresio por radio La Red. 


"Estamos mal, pero contentos. O pagamos mucho, pero contentos", expresó luego de su diagnóstico sobre la actualidad del "campo" el magnate sojero, aunque aclaró: "Quizás la palabra no sea contentos, pero se entiende perfectamente el punto del presidente y el sector está acompañando".

Además, Grobocopatel rechazó que los productores retengan parte de la cosecha como consecuencia de las especulaciones financieras. "No hay más remedio, el productor va a liquidar la cosecha a partir de abril porque tiene que pagar las cuentas, tiene que vivir y la opción de pedir un préstamo es muy cara; se estima que un 80% de lo que se recolecta es para pagar deudas", aseguró.

En ese sentido, estimó que la cosecha rondará los 140 millones de toneladas, una de las más importantes de la historia. "Tuvimos episodios de inundaciones, heladas, pero igualmente fue muy buena", dijo. 




Este miércoles, el presidente Mauricio Macri visitó la Expoagro en San Nicolás y dio un fuerte mensaje de apoyo para el sector. Le agradeció "de corazón" al "campo" por su "testimonio de fortaleza", anunció algunos beneficios (como el programa "Cosecha segura", mayor conectividad y una línea de créditos) y calificó a las retenciones como una "emergencia" y un "muy mal impuesto". 

Diarios Argentinos móvil