Entrevista: "Argentina está muy bien ubicada en términos de mortalidad"

EPD dialogó con el senador provincial del PJ de Corrientes, Martín Barrionuevo, acerca de la pandemia por coronavirus en el país y en su provincia, y sobre el análisis de datos que lleva a cabo diariamente.

El senador provincial por el Partido Justicialista en Corrientes, Martín Barrionuevo, sigue sumando seguidores en sus redes sociales por los gráficos y tablas que publica a diario para informar sobre el avance de la pandemia de coronavirus en el país y en su provincia. 

EPD: Sos muy solicitado por tus gráficos y los datos que aportas día a día. ¿Cómo se te ocurrió y por qué decidiste hacer este tipo de difusión sobre la pandemia en las redes sociales?

MB: Por mi formación profesional, soy contador y desde hace tiempo hago trabajos de relevamiento estadístico, en general vinculados con la economía. Pero bueno, parece que en este contexto se dio la necesidad del abordaje multidisciplinario y entonces las estadísticas forman parte clave de ese abordaje.

EPD: ¿De dónde obtenés los datos que usas para hacer los gráficos?

MB: Todos los datos que publicamos son oficiales, tanto del Ministerio de Salud de la Nación como del  Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires o la provincia de Buenos Aires. Todos los gráficos tienen como fuente información oficial.

EPD: ¿Cómo fue el manejo de la pandemia en Corrientes?

MB: En Corrientes yo soy un legislador que está en la oposición. Sin embargo, desde un principio hemos trabajado en conjunto oposición y oficialismo en la búsqueda de llevar adelante la mejor manera posible la pandemia. En ese contexto, creo que Corrientes se desenvolvió muy bien, fundamentalmente con el trabajo de rastreo, aislamiento y detección de casos. Eso es fundamental, esa es la pata, que es muy viable en las comunidades de baja densidad poblacional, pero en el caso de Gran Buenos Aires hoy se hace muy complejo. Por eso es tan importante poder bajar la cantidad de casos con los que está hoy Buenos Aires, porque si no es muy difícil de controlar la propagación del virus, si no se aíslan a los infectados y a los contactos estrechos de los infectados.

EPD: ¿Cómo evaluás las decisiones que se implementaron a nivel nacional?

MB: Me parece que las decisiones que se implementaron a nivel nacional y en las distintas jurisdicciones fueron decisiones tomadas muy a tiempo y creo que han sido muy acertadas, como todas perfectibles y como todas mejorables, pero uno con el diario del lunes siempre más fácil hablar.

La realidad es que la Argentina, junto con Colombia, son los países grandes sudamericanos que han tomado las medidas más a tiempo y eso se nota claramente en sus estadísticas de mortalidad, que es un indicador insoslayable. Después, por supuesto que en el medio y en el manejo de la pandemia hay muchas cosas para mejorar, pero las medidas que se han adoptado han sido muy buenas y fundamentalmente tempranas.

EPD: ¿Qué errores o debilidades observas por parte del gobierno nacional?

MB: La debilidad tiene que ver con la poca posibilidad o poca eficiencia que se tuvo en el rastreo de casos y en el aislamiento de casos. Me parece que allí hay una debilidad y con el avance del virus surge otra que tiene que ver con el subsistema de testeo en la Argentina, que hoy está en dificultades. Es por eso que es necesario bajar la cantidad de casos de manera drástica, tanto para que el aislamiento se pueda hacer de manera eficiente como también para que el testeo nos permita detectar los casos lo antes posible.

EPD: En cuanto al número de fallecidos, ¿cómo está Argentina en relación a otros países de Latinoamérica?

MB: Hoy, Argentina está muy bien ubicada en términos de mortalidad. La mortalidad se mide en fallecidos por millón de habitantes y la verdad es que la Argentina tiene una curva 10 veces menor que la de Brasil por ejemplo. Si nosotros tuviéramos la curva de Brasil o la de Chile, hoy tendríamos 15.000 fallecidos, con lo cual es evidente que hemos salvado muchas vidas. Pero, por supuesto, cada una de las vidas no salvadas nos duele. Y son, en todo caso, el motivo por el cual se han adoptado restricciones tan fuertes en la Argentina.

EPD: ¿Crees que el sistema de salud del AMBA puede llegar a colapsar?

MB: Evidentemente, el riesgo de saturación del sistema de salud del AMBA existe. Es una amenaza permanente porque los casos y los contagios se duplican, pero no se duplican ni las camas de terapia intensiva, ni el recurso más valioso que tenemos que es el recurso humano que puede atender. Aunque existiera un mayor incremento de camas de terapia, el riesgo está siempre en la medida que la curva de contagio se torne exponencial, como hasta ahora.

EPD: ¿Cómo vivís vos la pandemia? Como dirigente político que en determinadas situaciones tiene que estar más expuesto.

MB: La pandemia la vivo como la mayoría de los ciudadanos de la Argentina. Yo vivo en Corrientes, una provincia que hoy está en fase 5, que tiene mayores libertades, pero eso no implica que no tengamos mayores responsabilidades.

La responsabilidad de tener esos cuidados personales e individuales que como ciudadanos nos corresponde por encima del cuidado del Estado, me parece que eso es fundamental. En familia, tratando de cuidarnos, tratando de cuidar a nuestros amigos, a nuestros familiares mayores que son, en definitiva, los más expuestos por el virus.

Diarios Argentinos