Entre Ríos: los docentes rechazaron la oferta salarial del Gobierno

Además, anunciaron un paro de 24 horas para mañana con movilización. El Ejecutivo acusó a los gremios de “cortar de manera unilateral el diálogo” y confirmó que descontarán los días no trabajados.

Los docentes entrerrianos nucleados en la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER) y el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) rechazaron ayer la oferta salarial del Gobierno provincial que consistió en un incremento del 15 por ciento en dos tramos y un 1,3 por ciento en concepto de actualización por la cláusula gatillo de 2017.

AGMER consideró “insuficiente” la propuesta de la Provincia y anunció un paro de 24 horas para mañana con movilización y un paro de 48 horas el miércoles 21 y jueves 22 en suspenso “si el Gobierno no presenta una oferta salarial superadora el lunes 19”. Por su parte, SADOP mantendrá el paro de 24 horas en suspenso.

El Gobierno entrerriano respondió con un contundente comunicado en el que acusa a los gremios docentes de “cortar de manera unilateral el diálogo” y confirmó que descontarán los días no trabajados. “El Gobierno entrerriano lamenta profundamente la decisión de la AGMER de realizar medidas de fuerza en plena negociación salarial y cortando de manera unilateral el diálogo que se estaba llevando adelante”, indicó el texto oficial.

“Hemos pedido que las negociaciones se realicen con los chicos en las aulas, y no fue una solicitud caprichosa, sino que lo entendíamos como una de las condiciones para llegar a un acuerdo salarial que contemple las necesidades de nuestros maestros y la capacidad real de la Provincia para afrontarlas”, explicaron en el comunicado y recordaron: “Hicimos tres propuestas superadoras atendiendo las solicitudes de los gremios, y ratificamos nuestro compromiso de revisar el incremento si la inflación superaba nuestra oferta salarial”.

“Otras provincias, que realizaron ofertas inferiores a la nuestra, continúan las negociaciones con los niños en las aulas. Acá no fue posible. Las medidas de fuerza en plena negociación dificultan todo tipo de consensos”, cuestionaron desde el Gobierno y agregaron: “Nos vemos obligados a anunciar que los días no trabajados a raíz de las medidas de fuerza serán descontados”.

“Venimos cumpliendo con cada compromiso que asumimos con los trabajadores públicos. Esta no era la excepción. Realizamos la máxima oferta posible y propusimos, al igual que el año pasado, la alternativa de revisar y actualizar los salarios nuevamente si el índice inflacionario superara el 15 por ciento previsto. El aumento propuesto significaba 2.500 millones de pesos más en la masa salarial docente”, sostuvo el Gobierno (…) a la vez que resaltó: “Hemos logrado con gran esfuerzo comenzar a equilibrar las cuentas de la provincia sin despedir a un solo trabajador (…). Es nuestra obligación cuidar los recursos de todos los entrerrianos (…)”.

Rouvier