Encuesta: por la crisis económica, sigue cayendo la aprobación del Gobierno nacional

Sondeos de Synopsis y Gustavo Córdoba revelan que la mitad de los argentinos desaprueba a la gestión del Gobierno. Además, registran un impacto de la causa de los cuadernos y de los falsos aportantes sobre los dirigentes políticos.

Hoy la mitad de los argentinos evalúa negativamente el desempeño del Gobierno de Mauricio Macri, reveló una encuesta de Synopsis. Como producto de la actual crisis económica, la gestión del gobierno cuenta con solo un 28% de aprobación a nivel nacional, el mínimo desde que asumió en diciembre de 2015.



Nuevamente, aparece la economía como principal problema y preocupación de más de la mitad de la sociedad argentina. Mientras el 38% expresa que la inflación es su principal preocupación, un 20% cree que es la corrupción y un 16% manifiesta que es el desempleo.

La corrida cambiaria y la aceleración de la inflación impactaron de lleno en las expectativas económicas a 12 meses. Casi la mitad de los argentinos asegura que la situación económica dentro de un año será peor que la actual, y solo un 25% cree que será mejor.

Se registró una notable desmejora en las expectativas a partir de diciembre de 2017, momento en el que el Gobierno atravesó la crisis política de la reforma previsional. Desde ese momento, la tendencia negativa se mantuvo inalterada y alcanzó el pico en mayo, con los inicios de la corrida cambiaria, cuando llegó al 53% negativo.

Las expectativas sobre la economía personal de los argentinos a un año vista son aún peores: solo un 17% cree que estará mejor, ocho puntos menos que al medir a nivel país.

Mauricio Macri muestra en agosto su peor imagen en los últimos 27 meses: tocó un máximo de 48% de imagen negativa y un mínimo de 32% de positiva. El presidente es peor evaluado entre los jóvenes y en el Gran Buenos Aires.



La exmandataria Cristina Kirchner mantiene la estabilidad en su imagen, que es largamente negativa. Un 58% de los argentinos tiene una opinión desfavorable y un 31% favorable, de esta manera la imagen neta es negativa en casi 27 puntos.

Por último, la imagen de la gobernadora María Eugenia Vidal, que registra una tendencia negativa desde noviembre del año pasado, hoy mantiene un 46% de imagen positiva, el punto mínimo desde que asumió. Las opiniones negativas alcanzan el máximo de 41%; sin embargo, mantiene un diferencial neto positivo de imagen de casi cinco puntos.

Causa de los cuadernos y los aportantes truchos de Cambiemos: el impacto político-electoral

En agosto la mitad de los argentinos cree el relato del exchofer arrepentido Oscar Centeno, que denunció la entrega de coimas empresariales a los Gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, mientras un 33,8% manifiesta no creer nada de lo que cuenta.

Si bien la causa de los cuadernos tiene alto impacto mediático, no se traduce completamente a la opinión de los argentinos sobre la expresidenta Cristina Kirchner. Casi un 83% manifestó que la causa no lo hizo cambiar de opinión, donde un 50% que pensaba que el Gobierno de CFK era corrupto ve ratificada su posición, y un 32% que a pesar de la causa sigue creyendo que no fue corrupto.

Por otro lado, una medición realizada por Gustavo Córdoba & Asociados registra que el 51% de los argentinos cree que la causa afectará políticamente a la expresidenta. Además, un 60% cree que la causa está siendo usada por el presidente Mauricio Macri para “tapar” el manejo económico del Gobierno.

En la causa por los aportantes falsos a la campaña de Cambiemos en 2017 en la Provincia, el 55% de los argentinos cree que tanto Vidal como el partido cometieron actos de corrupción. Una cifra elevada que se traduce en un 53% de encuestados, que cree que la causa va a afectar la imagen de la gobernadora en las próximas semanas.



Sin embargo, siete de cada diez argentinos afirma que la causa por los falsos aportantes no va a hacer que cambie su voto a futuro, solo un 19% se manifestó propenso a cambiarlo.

A nivel electoral, la crisis económica mata corrupción. A pesar de la causa de los cuadernos, la intención de voto a Cambiemos bajó en agosto: si las elecciones fueran hoy, un 32,8% elegiría al oficialismo, cuando en julio la proporción era del 35,3%.

La contracara es un crecimiento de la intención de voto a la oposición, que pasó del 48,3% en julio al 52,3% en agosto.



Sin embargo, Cambiemos sigue beneficiándose de la fragmentación en la oposición política, ya que al medir según espacios políticos el oficialismo mantiene el 32%, pero el peronismo aparece dividido. Por lo tanto, el kirchnerismo queda segundo con un 30,2% y el Peronismo Federal tercero, con un 10,7%.

El sondeo de Gustavo Córdoba revela también una profunda crisis de credibilidad en el empresariado y en la Justicia argentina. Hoy tres de cada cuatro argentinos tienen una imagen negativa de los altos empresarios nacionales, y se muestran niveles similares de desaprobación a los políticos en general. Sin embargo, el mayor descrédito se lo lleva el Poder Judicial: un 82,4% tiene una imagen negativa de la Justicia argentina.

Además, siete de cada diez encuestados afirman que la Justicia no es creíble y cree en su mayoría que no va a poder encontrar rápidamente a los responsables de la causa de los cuadernos ni de los aportantes falsos.

Diarios Argentinos