En su mensaje de Navidad, Francisco llamó a la concordia con Nicaragua y Venezuela

El sumo pontífice realizó la tradicional misa y envió palabras de paz para el mundo. "Todos somos hermanos y las diferencias son una riqueza, no un peligro".

En su tradicional mensaje navideño desde la Plaza San Pedro del Vaticano, el papa Francisco llamó este martes a la concordia en Venezuela y Nicaragua.

"Que este tiempo de bendición le permita a Venezuela encontrar de nuevo la concordia", dijo el pontífice en su anual bendición, en la que deseó igualmente que "los habitantes de la querida Nicaragua se redescubran hermanos para que no prevalezcan las divisiones y las discordias", afirmó Francisco ante una multitud.

El sumo pontífice, que dedicó su mensaje de Navidad a "la fraternidad", anheló "que todos los miembros de la sociedad venezolana trabajen fraternalmente por el desarrollo del país, ayudando a los sectores más débiles de la población".

En otro tramo de su mensaje, pidió también que "continúen los acercamientos" entre las dos Coreas: "Que la Navidad fortalezca los vínculos fraternos que unen la Península coreana y permita que se continúe el camino de acercamiento puesto en marcha, y que se alcancen soluciones compartidas que aseguren a todos el desarrollo y el bienestar".

Francisco reconoció los avances que hubo en 2018 para bajar la tensión entre las dos Coreas, y que además de gestos bilaterales en favor del desarme, incluyeron una invitación no formal de Pyongyang al pontífice través del presidente surcoreano Moon Jae-in en octubre.

Rouvier