En medio de la crisis, un gobernador sorteó comida y frazadas

Se trata del correntino Gustavo Valdés. Fue durante una visita oficial a la ciudad de Curuzú Cuatiá. Incluso, el mandatario auspició de locutor, pero luego aseguraron que solo fue como invitado.

Durante una visita oficial a la ciudad de Curuzú Cuatiá, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, participó de un sorteo de alimentos y frazadas, entre otras cosas, y recibió múltiples críticas por hacerlo en medio de una de las peores crisis que atraviesa el país y en una de las provincias con mayor índice de pobreza.

La recorrida por la localidad se debió a la inauguración la canalización de los arroyos Castillo, Curuzú y Marote, de más de 10 mil metros de gasoducto para abastecer de gas natural a los vecinos de la localidad, un nuevo Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS); y la 97ª Expo Feria Nacional de Ganadería, Granja, Industria y Comercio en la Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá, señaló el mandatario en sus redes sociales.

 



Pero la polémica se encendió cuando, acompañado el intendente local José Irigoyen, realizó los sorteos que fueron grabados y rapidamente se viralizaron en redes. El gobernador no solo estaba presente en el momento, sino que además auspició de locutor, lo que generó aún más indignación.

 


"Un canasto de comestible número verde (color radical), sacando el número ‘96", se escucha decir a Valdés, que a continuación anuncia el sorteo de "una frazada que va a estar ideal para esta noche, que está haciendo un poco de frío".

Desde el oficialismo explicaron que el gobernador concurrió a una fiesta programada y que la rifa estuvo a cargo de los organizadores, y tanto él como el intendente participaron como invitados. 

Diarios Argentinos