En busca de apoyo, Macri recibió a los gobernadores radicales en Casa Rosada

El presidente buscó el apoyo de los mandatarios provinciales a las medidas anunciadas y a su reelección, que se tratará en la convención de la UCR. Alfredo Cornejo, Gerardo Morales y Gustavo Valdez, estuvieron presentes.

Con el objetivo de "fortalecer" la alianza con miras a octubre, el presidente Mauricio Macri recibió esta tarde en Casa Rosada a los gobernadores radicales.

Al cónclave asistieron Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdez (Corrientes). Además estuvieron presentes junto al presidente, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. 

Macri logró reunir a los gobernadores de la UCR después de tres meses, su último encuentro había sido en el Palomar durante sus vacaciones. Su finalidad es mostrar un gesto de cercanía de los mandatarios de cara al complicado panorama que le toca afrontar al Gobierno de cara a las elecciones.

Además, el presidente buscó sumar apoyo para que la convención radical, que se realizará en las próximas semanas, respalde su reelección. 

Luego de la reunión con el presidente, Rodríguez Larreta y Morales ofrecieron una conferencia de prensa en el Salón de los Pueblos Originarios de la Casa Rosada en la brindaron detalles de lo abordado.



"Durante la reunión se hizo un análisis respecto de cómo se están implementando las medidas en cada una de las provincias", explicó el jefe de Gobierno.

Además, señaló que "estuvimos viendo qué medidas" puede aportar cada  distrito "para sumar en este momento", como en el  caso de la ciudad de Buenos Aires, que dispuso un congelamiento de las tarifas de subtes.

En ese sentido, Peña subrayó que existen buenas expectativas respecto los resultados de estas medidas, que "son paliativas, pero que acompañan un plan y un programa de Gobierno que apunta a  poder bajar la inflación".

Por su parte, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, expresó que los acuerdos alcanzados con las empresas se tienen que "reflejar en las góndolas,  porque hay gente que la está pasando mal y los sectores más pobres están atravesando serios problemas".

"Ahora van a encontrar productos con precios estabilizados. Ahí está la clave. La lucha frontal es para bajar la inflación", agregó el mandatario jujeño.

Morales destacó que "se han tomado medidas que van a servir para que no caiga el empleo y para mantener el nivel de actividad económica, pero fundamentalmente para resolver la inflación", y dijo que "esperamos un segundo semestre más ordenado".

A su vez, señaló que "estamos iniciando un proceso electoral nacional" y aseveró que "el país no puede volver para atrás, no vamos a volver los argentinos al caos y al autoritarismo".

"Obviamente, para eso hay que hacer muchas cosas. Hay que ordenar la economía, que se desordenó con esta crisis cambiaria que nadie quería", sostuvo y sostuvo que frente a esa situación "el Gobierno está con los pies sobre la tierra planteando medidas de las que hemos participado todos".

Diarios Argentinos móvil