Elecciones en Brasil: ¿A quién prefiere el gobierno de Macri?

El gigante latinoamericano es el principal socio comercial de Argentina. Lo que ocurra allí el domingo tendrá impacto directo a nivel local. La Casa Rosada tiende puentes con los principales candidatos.

Para el gobierno de Mauricio Macri, las elecciones presidenciales de este domingo en Brasil son cruciales. El gigante latinoamericano es el principal socio comercial y aliado político regional de Argentina. El desenlace electoral allá tendrá un impacto directo aquí. Con Jair Bolsonaro y Fernando Haddad con serias chances de ingresar al ballotage, ¿qué candidato prefiere la administración de Cambiemos?

El aspirante ideal de la Casa Rosada es, en realidad, Geraldo Alckmin, el exgobernador de San Pablo, que también es el favorito del establishment brasilero. Macri conoce a Alckmin de su etapa como jefe de Gobierno porteño, y desde entonces desarrollaron una fuerte sintonía política. Sin embargo, los sondeos le auguran al candidato del PSDB -uno de los partidos más grandes de Brasil- una magra intención de voto, en torno al 10%.

Entre Bolsonaro y Haddad, los dos dirigentes con más probabilidades de acceder a la segunda vuelta electoral el próximo domingo, en Cambiemos se inclinan por el reemplazante de Lula da Silva. Aunque Macri y Lula mantuvieron históricamente una relación distante –el líder del Partido de los Trabajadores, ahora encarcelado, cultivó un vínculo muy cercano con Néstor y Cristina Kirchner-, en el gobierno argentino evalúan que Haddad, el candidato del PT, es hoy quien más asegura la continuidad institucional de Brasil.

En el macrismo advierten que con Haddad en la presidencia será más fácil generar instancias de colaboración en torno al Mercosur que si triunfa Bolsonaro, un ultranacionalista impredecible. Más aún: Macri se ha encontrado en más de una ocasión con Haddad cuando este era alcalde de San Pablo, y más allá de transitar veredas ideológicas separadas, han entablado una relación cordial.

De hecho, el candidato del PT, que marcha segundo en los sondeos, fue consultado este martes por su opinión sobre el mandatario argentino. “Soy amigo personal de Macri. Independientemente de las divergencias ideológicas, tenemos que unir a nuestros países”, precisó el exalcalde de San Pablo, que en 2014 recibió el título de “ciudadano ilustre” otorgado por la legislatura porteña. “Brasil y Argentina tienen mucho en qué cooperar”, consignó Haddad.

El Gobierno nacional, de todos modos, tiende vínculos con Bolsonaro, que al fin de cuentas encabeza los sondeos (cosecharía el 31% de los votos, según el último trabajo de Ibope). Según informó el diario Perfil, el equipo de asesores del polémico exmilitar acudió a la embajada de Argentina en Brasilia, para conocer de manera informal los planes del candidato de ultraderecha. Los diplomáticos argentinos se tranquilizaron al escuchar que si llega a acceder al Palacio del Planalto, Bolsonaro no tiene ninguna intención de salirse del Mercosur ni de interrumpir el vínculo comercial con Argentina.

Diarios Argentinos