El torneo de pádel clandestino que terminó con la renuncia de dos funcionarios

El subsecretario de Deportes porteño, Luis Lobo, y el secretario General y de Economía de Tigre, Fernando Lauría dejaron sus cargos tras el escándalo de este domingo registrado en canchas de pádel de Pilar.

Un torneo de pádel en Pilar que se llevó a cabo el domingo pasado en medio de la cuarententa terminó con 16 demorados, entre ellos, dos funcionarios que renunciaron a sus cargos luego de que fueran identificados en el lugar. 

Todo comenzó cuando tras la denuncia de un vecino, efectivos de Gendarmería bajo las ordenes del juez federal de Zárate Campana, Adrián González Charvay, irrumpieron en el Club Atlético Pilar, para detener la realización de un torneo de Pádel, actividad prohibida por la cuarentena. 

En el procedimiento se detuvieron a 16 personas y confiscaron seis autos. Pero la noticia tomó más relevancias y tuvo derivaciones políticas porque entre los participantes del encuentro clandestino se encontraban el subsecretario de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires, Luis Lobo, y el secretario General y de Economía de Tigre, Fernando Lauría, quienes dimitieron a su cargo tras el escándalo. 



En tanto, el titular del club Marcelo Pérez ubicó también en el lugar al exministro del Interior Rogelio Frigerio, que hasta el momento no salió a dar declaraciones públicas, pero desde su entorno negaron su participación. Además, desligó a la entidad de lo sucedido y responsabilizó a quienes tienen la concesión del sector.

Pese a haber dejado a su cargo, el extenista profesional Lobo negó haber formado parte del torneo de pádel. “Ante las diferentes versiones de público conocimiento en las que me veo involucrado en una posible situación de violación de la cuarentena, presento mi renuncia”, dice la carta que entregó Lobo.



En el texto, Lobo afirma que renuncia a su lugar en el gobierno porteño “por respeto a la ciudadanía y ante la responsabilidad que significa ocupar un cargo público”.

Más temprano, Lauría tomó la misma decisión y desde el municipio comunicaron su salida: "A partir de los hechos de público conocimiento acontecidos en el Club Atlético Pilar, ubicado en el Partido de Pilar, el Municipio de Tigre informa que el intendente Julio Zamora ha aceptado la renuncia presentada en el día de hoy por parte del secretario general y de Economía de Tigre, Fernando Lauría, a la espera de la dilucidación del hecho".

Luego del operativo de Gendarmería, la Municipalidad de Pilar clausuró el predio con cintas y los automóviles fueron fajados, y el juez González Charvay ordenó secuestrar las imágenes de las cámaras de los últimos días y avanza en las indagaciones a los 16 detenidos para determinar las responsabilidades en el hecho.

Diarios Argentinos móvil