El titular del Subte reconoció la presencia de una sustancia cancerígena

Eduardo De Montmollin admitió a la CNN qu no "leyeron" todos los manuales técnicos ni se exigieron los certificados que demanda la normativa nacional sobre sustancias perjudiciales para la salud.

La presencia de asbesto, una sustancia que puede causar múltiples riesgos para la salud, en los trenes de la Linea B de subte que Mauricio Macri compró al Metro de Madrid en 2011 es denunciada por los trabajadores desde hace varios años. Ahora, el presidente de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), la empresa que tiene a cargo toda la red, reconoció que durante la adquisición de las formaciones de la polémica no se exigieron los certificados que demanda la normativa nacional sobre sustancias perjudiciales para la salud.



"Compramos los trenes asumiendo que estaban en condiciones, ya que a nivel de Unión Europea hay una ley que prohíbe la comercialización de equipamiento con esta sustancia", admitió Eduardo De Montmollin, titular de SBASE, como parte de un informe televisivo que realizó la CNN sobre el tema,

En 2002, en la Unión Europea se prohibió la comercialización de cualquier producto que tuviera esa sustancia mineral en cualquier actividad, ya que es cancerígena.

"Es cierto que hay documentación que dice eso, pero no había manera de validar si eso era cierto. La documentación técnica de un tren pueden llegar a ser manuales así (levanta las manos bien alto) y de repente lo que dice eso es una letra chiquita en la página 473 del tomo 4 del manual de descripción de partes", afirmó, con lo que reconoció que quizás no se leyó la totalidad de la documentación a la hora de realizar la compra.

En el informe, la CNN muestra una copia del manual en que se puede leer con claridad que los vagones del modelo CAF 5000 tienen dos planchas aislantes de amianto, también conocido como asbesto. Según informaron desde Metrodelegados, se trata de un material cancerígeno por el que ya enfermaron 11 trabajadores del subte B y otros 180 se están haciéndose análisis para ver si están afectados.


El manual de los coches CAF 5000 donde se lee que tienen dos planchas aislantes de amianto o asbesto.


"No puedo garantizar que se hayan leído absolutamente todas y cada una de las páginas de los manuales técnicos, pero la posición conceptual es que asumimos que, si en la documentación figuraba algo, el Metro de Madrid había tomado ya medidas y que lo que estaban vendiendo ellos estaban en condiciones de vender", dijo en ese sentido.

Y cerró: "Hoy de nuevo, con el diario del lunes, ¿esos trenes que le compramos al metro de Madrid tendrían que haber venido con ese certificado? Evidentemente no existió y de nuestro lado tampoco hubo una exigencia de que existiera".



Diarios Argentinos