El presidente de Caritas criticó al Gobierno por la pobreza

Monseñor Carlos Tissera, obispo de Quilmes, se refirió a la crisis económica que atraviesa el país: "La cena pasó a ser un recuerdo", disparó.

Luego de que la UCA diera a conocer que la pobreza infantil llegó al 51,7%, Monseñor Carlos Tissera, presidente de Caritas y obispo de Quilmes, cuestionó con dureza al Gobierno de Macri por la crisis que atraviesa el país.

En diálogo con El Destape Radio, el religioso señaló: "Como obispo de Quilmes estamos en Florencio Varela, Quilmes y Berazategui y vemos como creció en nuestros comedores la cantidad de niños que acuden, pero ahora también son madres y abuelos. Esto se está dando ya hace un tiempo".

Tissera contó que la ayuda oficial a través del ministerio de Desarrollo Social aumentó "en algunas cosas pero no en el grado suficiente o por lo menos proporcional" al aumento de la cantidad de personas que acuden a los comedores comunitarios para poder comer.

Consideró además que en los últimos años "lo que se está viviendo en Argentina como en otros países de América latina es el empobrecimiento de la clase media". Y aseguró que el impacto en Cáritas se siente fuerte "porque muchos de los que ayudan son de clase media y no alta".

Acerca de la situación en el conurbano bonaerense, el presidente de Caritas aseguró que "hay comidas salteadas. Las cenas han pasado a ser algo del recuerdo, porque la gente vive con eso que se come a la tardecita en un comedor. No digo que sean todos, pero hay gente que la está pasando muy mal. Y con esta realidad de la desocupación, que se viene dando hace tiempo porque la changa ha aflojado, entonces esto es una realidad que lo vamos viendo en nuestros barrios".

Diarios Argentinos