El Plan Parches

Por: Jorge Carrera

El barco económico de Cambiemos está severamente afectado por entradas de agua bajo la línea de flotación. Ante el fracaso del Plan originario acordado con el FMI, el gobierno salió con poca convicción y a instancias del socio radical a realizar algunos parches.

El Plan Parche tiene dos partes: el económico y el monetario.

Los parches económicos son:

Congelamiento de precios, basado en un acuerdo de caballeros. Un desastre. Avisaron 15 días antes, subieron todos los precios y la inflación de abril y luego congelan 60 productos. Mírese la lista de las marcas. No existen.

Congelamiento de tarifas. Esto abarca solo al GBA. No queda claro qué efecto tiene porque ya habían dicho que los aumentos estaban concentrados en el primer trimestre.

Créditos ANSES (con la plata de los abuelos, se decía antes) a jubilados y AUH. Endeudar con tasas del 50% a los más castigados es un método discutible. La gente lo va a tomar. Van a tener impacto macro como pasó en 2017.

Veremos cómo está diseñado el repago. O la inflación licúa la deuda (y así el capital del ANSES) o son un problema para repagarlos para deudores muy complicados con sus ingresos. Lo demás son medidas que no mueven el amperímetro.

Me parece que llamar “Plan Primavera” a este rejunte de medidas es una falta de respeto histórico. Si bien fracasó, aquel otra tenía cabezas que pensaron. Tampoco es justo compararlo con recetas kirchneristas como hizo la BBC porque esto no tiene ni siquiera un mínimo de convicción.

El Plan Parches en lo monetario asemeja a un ramdom walk o camino del borracho, que es lo que parece seguir la política del BCRA. Cada 15 días, el BCRA cambia alguna regla. Ahora aplanó la banda pero la dejó con el ancho original, lo cual funciona como un techo en 51 pesos para el dólar. Es claro que estos son los resultados de negociar con el FMI, algo que ellos no quieren: salen compromisos híbridos.

Veremos cómo se procesa el mercado para arbitrar la tasa en 70%, el dólar spot en 43 y el dólar futuro en 60.

Se puede discutir mucho sobre qué significa fijarlo hasta diciembre y su efecto en los próximos meses. Pero en realidad no es claro cuánta gente cree que esta es la última modificación a la política cambiaria. Por ahora, parece más un estímulo para que no se desarmen plazos fijos mayoristas en pesos antes de las PASO.

Así de cortos son los objetivos de la política económica.

Diarios Argentinos móvil