El picante cruce entre Cristina y Pichetto en el Senado

La expresidenta y el titular del Bloque Justicialista emitieron discursos a favor del aborto legal. Pero lo hicieron desde posiciones alternativas que incluyeron críticas cruzadas y que revelaron la interna del peronismo en el Senado.

En paralelo a la discusión de anoche entre senadores “verdes” y “celestes”, se dio un duelo muy especial entre Cristina Fernández de Kirchner y Miguel Ángel Pichetto, a pesar de que ambos se pronunciaron a favor de la legalización del aborto. 

Tanto Cristina Kirchner como Pichetto aportaron sus votos positivos. Sin embargo, sus discursos fueron contrastantes. Mientras la expresidenta pidió reconciliar al movimiento feminista con la Iglesia católica, el legislador rionegrino criticó con dureza a la jerarquía eclesiástica, a quien acusó de tener “posiciones retrógradas en la Argentina”.


Cristina justificó su cambio de posición con respecto al aborto en base a las “miles de chicas que se volcaron a la calle”. “Verlas abordar la cuestión femenina, criticar pero también describir la realidad de una sociedad patriarcal, nos debe colocar a todos en un lugar distinto”, agregó en esa línea. 

A pesar de eso, su postura a favor de la interrupción voluntaria del embarazo no impidió que preservara su respeto hacia la Iglesia católica, quizá por su buena sintonía con el papa Francisco. “Les pido a las jóvenes que no se enojen con las religiones ni con la iglesia ni con los sacerdotes”, señaló.

Pichetto, que tomó la palabra después de la exmandataria, expresó por el contrario una visión muy crítica con la jerarquía católica, a quien acusa de haber influido en el curso del debate por el aborto legal. 

“Cristina: les pido a las jóvenes que no se enojen con las religiones ni con la iglesia ni con los sacerdotes”

También le hizo un tiro por elevación a Cristina Kirchner por no haber abordado esta cuestión durante su presidencia.  “En la última década hemos votado por una ampliación de derechos realmente importante. Pero este tema se nos pasó, debemos hacer una autocrítica”, remarcó.

Al volver sobre la Iglesia, sostuvo: “Le tuvimos miedo a estructuras dominantes y viejas, que permanecen en posiciones retrógradas en la Argentina, como ha sido la Iglesia católica en nuestro país y otros credos evangélicos, que juegan con la inocencia de la gente”.

Pichetto: “Le tuvimos miedo a estructuras dominantes y viejas, que permanecen en posiciones retrógradas en la Argentina, como la Iglesia católica”

El jefe del bloque Justicialista explicó que “la religión no puede imponer al conjunto del país su visión sobre normas que son civiles dentro de un Estado laico” y contó que “hubo un obispo que llegó a sostener que el demonio andaba caminando por las calles de Buenos Aires”.

Previamente, la expresidenta había hecho una defensa del kirchnerismo en materia de ampliación de derechos civiles, al enumerar una lista de políticas que incluyó la educación sexual integral, el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género. “Nunca es gratis oponerse contra el status quo”, afirmó. Y subrayó que la lucha de las mujeres llegó para instalarse en el campo popular. "Vamos a tener que agregarle el feminismo a lo nacional y popular. Nacional, popular, democrático y feminista", sentenció.

Diarios Argentinos