El pedido de Fernández a los líderes mundiales

El presidente exigió la creación de un "Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria" para luchar contra la pandemia del coronavirus. Fue durante una teleconferencia con los integrantes del G20.


El presidente Alberto Fernández convocó hoy a los líderes del G20 a suscribir a un "gran pacto de solidaridad global" y, en ese marco, crear un "Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria" con el fin de contribuir a enfrentar la pandemia del coronavirus.

"La urgencia que marcan las muertes nos obliga a crear un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria que sirva para enfrentar, mejor equipados de insumos, el contexto que vivimos", planteó Fernández al hablar esta mañana ante los principales líderes mundiales a través de una videoconferencia desde la residencia de Olivos.

"Tenemos que dar una respuesta creativa en este presente que nos ha tocado en suerte. No hay lugar para demagogias ni improvisaciones. Enfrentamos el falso dilema de preservar la economía o la salud de nuestra gente. Nosotros entendemos la economía pero no dudamos en proteger integralmente la vida de los nuestros", añadió, al defender las medidas de aislamiento social obligatoria implementadas en la Argentina.



Al igual que en muchos otros países afectados por la pandemia, el Gobierno nacional declaró una cuarentena obligatoria que con suspensión de clases y prohibición para circular, excepto casos especiales. Sin embargo, un buen número de países, como Estados Unidos o Brasil, se niegan a declarar la cuarentena y paralizar la mayor parte de las actividades económicas.

"Nada será igual a partir de esta tragedia", afirmó el mandatario argentino, por lo que planteó "actuar juntos, ya mismo, porque ha quedado visto que nadie se salva solo". "Estas decisiones no pueden quedar libradas a la lógica del mercado, ni preservadas a la riqueza de individuos o naciones", insistió.

"Es hora de aprovechar este momento único para crear soluciones económicas tan extraordinarias como extraordinarios son los problemas sociales que atravesamos", opinó el jefe de Estado y elogió que "el FMI y el Banco Mundial adviertan el ocaso del presente".

"Celebro que reconozcan lo insostenible de las deudas que soportamos los países más postergados. Debemos desafiar este presente con el mismo coraje que tuvo este G-20, cuando asumió el daño causado por los paraísos fiscales, por el endeudamiento voraz y por la concentración de la riqueza", expresó en ese sentido.



Ayer, el Banco Mundial anunció un apoyo de 300 millones de dólares para la Argentina, para asistencia social en medio de la lucha contra el coronavirus. En tanto, la titular del FMI, Kristalina Georgieva, dijo esta semana que, para lograr la sustentabilidad, el país necesita reducir los pagos de la deuda externa durante la próxima década entre US$ 55.000 y 85.000 millones, en base a los datos relevados por el equipo técnico del organismo, en la última visita al país.

Fernández fue parte de una inédita cumbre extraordinaria del G20, realizada de manera virtual, convocada por el Rey l Salmán de Arabia Saudita para analizar medidas frente a la pandemia, que tiene a un tercio del planeta en aislamiento y que ya provocó más de 500 mil casos y más de 21 mil muertes.

El objetivo de la cumbre fue analizar los efectos del Covid-19 a nivel global y debatir estrategias coordinadas para hacer frente a la pandemia y a su impacto, según detallaron fuentes oficiales.

Durante su alocución, el mandatario estuvo acompañado en Olivos por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá; y Economía, Martín Guzmán; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello y de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz.


Con información de Télam.






Diarios Argentinos móvil