El Papa denunció que dentro del Vaticano algunos "lo querían muerto"

El Sumo Pontífice criticó que algunos religiosos “preparaban el cónclave” para elegir a su sucesor.

El papa Francisco denunció que dentro del Vaticano lo "querían muerto" tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio pasado. La información vaticana indica que el papa argentino criticó que algunos religiosos "preparaban el cónclave" para elegir a su sucesor.

Cabe recordar, que cuando se piensa en la muerte temprana de un papa trae a la memoria a Juan Pablo I, Albino Luciani, cuyo mandato duró apenas 33 días. Ese papa italiano fue encontrado muerto en su cama poco antes del amanecer del 29 de septiembre de 1978, 33 días después de su elección. Según las fuentes oficiales, el papa murió de un infarto a los 65 años.

Pero en este caso, el papa aseguró que, aunque "Todavía vivo. Aunque algunos me querían muerto", denunció el pontífice en un encuentro con jesuitas la semana pasada en Eslovaquia. Así lo detalla en la revista de la Compañía de Jesús "La Civiltà Cattolica". "Incluso hubo encuentros entre prelados, que pensaban que el Papa estaba más grave de lo que se dijo. Preparaban el cónclave", criticó Jorge Bergoglio, de 84 años.

Jorge Bergoglio señala que hubo movimientos dentro de la Curia romana, es pos a la preparación la ceremonia. El cónclave es la reunión de cardenales menores de 80 años, llamados "electores", dentro de la Capilla Sixtina para elegir a un Papa en caso de renuncia o muerte.

A Francisco le extrajeron 33 centímetros de intestino para tratar una diverticulitis. Y se recuperó con rapidez en su residencia de Casa Santa Marta. Tanto que se lo vio de buena forma y sonriente durante su reciente gira de cuatro días por Budapest y Eslovaquia, según la crónica internacional. Tras la operación, frente a rumores sobre una posible dimisión, el Papa planteó sin embargo que "nunca" se le "pasó por la cabeza" renunciar.

Diarios Argentinos