El oficialismo aprobó la construcción de torres en un gran pulmón verde

A pesar del rechazo de la oposición y los vecinos, el PRO aprobó con 34 votos a favor y 23 en contra el emprendimiento inmobiliario. Se trata de un predio ubicado en La Paternal.

A pesar del rechazo de la oposición y los vecinos mediante una audiencia pública, la Legislatura Porteña aprobó el emprendimiento inmobiliario en el segundo pulmón verde más grande de la ciudad, ubicado en La Paternal, donde una empresa construirá once torres de departamentos de hasta 48 metros. 



La iniciativa fue aprobada con 34 votos a favor (todo el oficialismo) y 23 en contra por parte de la oposición, a pesar de que el viejo proyecto de construcción (data de hace más de diez años) fue resistido durante varios años por organizaciones vecinales.

En la audiencia pública realizada para tratar el tema, esos grupos habían propuesto unificar las parcelas para valorizar el pulmón verde de Chacarita, La Paternal y Agronomía, y así evitar la destrucción del gran espacio verde en el corazón de la Ciudad. Sin embargo, esos esfuerzos fueron en vano. 



El predio está conformado por las manzanas ubicadas entre las avenidas Warnes, Chorroarín, las vías del Ferrocarril Urquiza, la Avenida Del Campo y Garmendia. Se encuentra dentro de una barrio que se caracteriza por tener casas bajas de no más de 9 metros de altura y de mucha antigüedad. 

Y, además, está rodeado por amplios espacios verdes, como el predio perteneciente a las facultades de Agronomía y Veterinaria, los jardines del Hogar San Martín, El Albergue Garrigós, el Cementerio de la Chacarita, el Club comunicaciones, el Hospital Alvear y el predio del ex Albergue Warnes, algo que convierte al área en el segundo pulmón verde más importante de la Ciudad, después de los bosques de Palermo.



Durante el debate en el recinto, el legislador opositor Fernando Vilardo (AyL) denunció que "estos proyectos solo buscan desarrollar negocios inmobiliarios privados". "El Gobierno sigue defendiendo esos intereses y continúa con la venta del espacio público", cuestionó.

"Hay un proyecto alternativo, impulsado por los vecinos, y lo único que hace es demostrar que las decisiones las toman unos pocos. El proyecto de los vecinos tiene mucha más legitimidad y cuenta con más de 3500 firmas", detalló.

Por su parte, Myriam Bregman (PTS) aseguró que "esto no es nada novedoso", ya que no es la primera vez que "el Gobierno de la Ciudad decide construir torres y los vecinos se oponen porque son los que realmente se preocupan por el impacto ambiental". 

"Están rematando y regalando las tierras públicas, tenemos que organizarnos desde abajo y revertir toda esta situación, tenemos que tirar abajo este nuevo negociado", reclamó la legisladora de Izquierda.

En esa misma línea, Roy Cortina (PS) calificó al proyecto como una "aberración". "Pretende transformar un parque público en un parque cerrado, rodeado por un sector de once torres de 17 pisos. Esto daña el paisaje urbano e impacta en materia ambiental", sostuvo.

"Es un proyecto de apropiación privada de un espacio público que daña el paisaje urbano y reduce las ventajas ecológicas. Queremos una Ciudad con más y mejores espacios públicos", enfatizó.



Mientras que Gabriel Solano (PO) se preguntó: "¿Qué sentido tiene sentarse a dialogar si solo van a votar lo que quieren con su mayoría automática?". Y denunció que "lo único que les importan son los negocios inmobiliarios, está claro que esta iniciativa no beneficia a los vecinos y tampoco a los trabajadores que no van a poder comprar esas viviendas".


Otros casos

Durante el mes de febrero el gobierno de la Ciudad volvió a vender terrenos públicos, ubicados en los barrios de Colegiales, La Boca, Retiro y Palermo, mientras los vecinos reclaman por la falta de espacios verdes y por los intereses inmobiliarios favorecidos con ese tipo de políticas. 

Desde que el PRO gobierna la Ciudad, la oposición denuncia que la política respecto del espacio público es, justamente, volverlo cada vez menos público. Es decir, que las tierras que hoy están en manos del Estado, y que se encuentran sin uso, pasen a manos privadas para que puedan desarrollar negocios inmobiliarios, en lugar de fomentar la construcción de espacios verdes o programas de viviendas para las personas bajos recursos.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) es señalada como una especie de "inmobiliaria PRO", desde la cual Larreta, con su hombre de confianza al frente de ese organismo, Ramón Lanús, puede vender las tierras que cree que ya no le sirven al Estado para generar una especie de "presupuesto paralelo" destinado a obras públicas u otras iniciativas. 

Diarios Argentinos