El juez Ramos Padilla apuntó contra Stornelli y D'Alessio: "Es una red de espionaje"

El magistrado de Dolores expuso en la comisión de Libertad de Expresión y aseguró que "existe un elevado de grado de confianza" entre el fiscal y el falso abogado. Cambiemos estuvo ausente.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, se presentó esta tarde en la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, invitado por el diputado que la preside, Leopoldo Moreau, y ratificó su acusación contra el fiscal Carlos Stornelli por supuestas maniobras de espionaje ilegal a través del falso abogado Marcelo D'Alessio. 




La exposición del magistrado comenzó a las 14, en el 2º piso del Anexo C de la Cámara Baja. Hasta allí llegaron más de 30 jueces y fiscales, invitados por Moreau y sus compañeros de bancada del Frente para la Victoria. La cita no contó con la presencia de ningún representante de Cambiemos.

“Creo que los jueces tenemos la obligación de poner en conocimiento a la ciudadanía del contenido de una investigación de estas características”, sostuvo Ramos Padilla al iniciar su exposición y sostuvo que "estamos investigando una red de espionaje político y judicial de magnitudes”.

El juez detalló que el empresario Etchebest denunció el 28 de enero pasado una “extorsión en curso”, y que adjuntó 14 horas de audios, videos e imágenes, formulando una querella en la que implicaba a un juez y a un fiscal en el pedido de dinero.

Además, Ramos Padillla reprodujo ante los diputados un audio en el que se escucha a D’Alessio resistirse al allanamiento, advirtiendo que para realizarlo debían hablar primero con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; con el titular de la AFI, Gustavo Arribas; o hasta con el propio presidente Mauricio Macri.

Ramos Padilla advirtió que “lo cierto es que el caso que puede involucrar a un fiscal, no a uno solo, sino a varios, a un periodista, a un juez, es ínfimo… Lo que estamos viendo puede perjudicar las relaciones con Estados Unidos, con Venezuela, con Israel y con Uruguay. Porque esta organización tuvo incidencia en distintos ámbitos de incumbencia de varios países”.

Por eso, indicó que para darle “institucionalidad” a la causa y “avanzar en la averiguación de la verdad” pidió la intervención del procurador general de la Nación Eduardo Casal, pero no obtuvo “la respuesta esperada”.

En otro tramo de su exposición, el magistrado sostuvo que “algunos diputados son usuarios de la organización. Hay conversaciones de D’Alessio con el supuesto teléfono de Paula Oliveto tras el allanamiento”. Además, reveló que el operador judicial reconoció "haber hecho cosas" con Oliveto y Elisa Carrió.

El magistrado de Dolores acusa a Stornelli por "reclamar y ordenar investigaciones paralelas a las causas judiciales, no autorizadas por ley" mediante D'Alessio, tal como se puede observar en los chats que intercambiaban y que fueron difundidos semanas atrás. 

El fiscal, por su parte, intentó despegarse del abogado, a quien dijo conocer pero no tener una relación cercana. Además, no se presentó a la indagatoria a la que lo citó Ramos Padilla para el pasado 7 de marzo. 

Diarios Argentinos móvil