Divorcio y "persecución": el escándalo que involucra a Morales y a un senador

El legislador peronista Guillermo Snopek denunció "amenazas" por parte del gobernador jujeño, actual pareja de su hermana. El exesposo acusa a la Justicia provincial de querer detenerlo sin ningún motivo.

Un escándalo sacude a una provincia y desató una guerra entre el gobernador y un senador nacional en Jujuy. El abogado tucumano Carlos Marti Coll denunció una "persecución judicial" en su contra por parte del mandatario provincial Gerardo Morales, quien se encuentra en pareja con su exesposa, Tulia Snopek, hermana del legislador nacional jujeño Guillermo Snopek.

Fue el propio senador —distanciado de su hermana desde hace diez años y, aunque parezca mentira, abogado defensor de Marti Coll— quien pidió una cuestión de privilegio en el inicio del debate por la legalización del aborto y generó sorpresas entre los presentes al llevar el tema al Congreso, cuando los ojos de todo el país estaban pendientes de esa sesión.  

“En virtud de las amenazas y calumnias que me propinó a mi persona y a mi familia el gobernador Morales. La amenaza se concretó en un llamado telefónico. Él me manifestó que, si me metía con su mujer (Tulia Snopek, su propia hermana), lo habilitaba a él a meterse con mi familia. Esto tiene que ver con una publicación en redes sociales donde repudiaba la utilización de su vida personal para cuestiones políticas”, dijo al comienzo de su discurso Guillermo Snopek. 


Lejos de quedarse callado, Morales utilizó su cuenta de Twitter para contestarle, con una respuesta muy particular. "Senador : patético lo suyo. El Senado no es un tribunal de Familia. Vergonzoso que invente historias más para el Gran Cuñado que para un debate serio. Concéntrese en el tema del aborto. Si no lo supera, vaya al psicólogo", escribió el gobernador jujeño.

Pero, ¿qué se esconde detrás de este conflicto familiar que llegó hasta el Congreso? El problema comenzó con la separación de Marti Coll y Tulia Snopek en marzo de este año, luego de casi cuatro años de casados. A los pocos meses, su esposa (ya que todavía no se encuentran divorciados) comenzó una relación con Morales y, según denunció, se inició desde allí una "persecución judicial" en su contra que tendría al gobernador jujeño como principal responsable. 

Resultado de imagen para tulia snopek

Tulia Snopek y Marti Coll, durante su casamiento en 2015.

De acuerdo al relato del abogado de 46 años, su expareja lo denunció por una supuesta retención indebida de una camioneta en los tribunales jujeños para "desacreditarlo y presionarlo". "El fiscal Aldo Hernán Lozano pidió mi detención horas después del ingreso de la denuncia. Ellos no quieren la camioneta, que ya entregamos, sino a mí y por eso se metieron con mi madre", sostuvo Marti Coll en diálogo con el diario tucumano La Gaceta, luego de que la Justicia de Jujuy la llamara a declarar por el conflicto de su hijo. 

Resultado de imagen para tulia snopek

Gerardo Morales y Tulia Snopek. Se casan en diciembre. 

El juez que emitió la orden de detención es Isidoro Cruz, un viejo conocido en la provincia. La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, detenida al inicio de la gestión de Morales, aseguró que el magistrado recibía subsidios del gobernador. Además, es el mismo que encarceló por dos días al exgobernador peronista Eduardo Fellner. 

Marti Coll, mencionado por el senador Snopek en el Congreso como "el ciudadano tucumano", para resguardar su identidad, contó que en julio había viajado a Jujuy para presentarse en los tribunales, ya que le habían dado a entender a su abogado que no lo detendrían. Sin embargo, una vez en el lugar, un allegado escuchó que el fiscal llamó a varios policías para detenerlo y, ante esa situación, encendió su camioneta y se fue. 

Por eso, hoy se define como un "prófugo" y "perseguido" por Morales y la Justicia jujeña. "Me persiguen por estar casado con la escribana Tulia Snopek, la novia de Morales y futura primera dama. En este momento soy un rehén y estoy negociando con mis secuestradores", dijo a La Gaceta Marti Coll, en un escándalo con un trama digna de una telenovela

Diarios Argentinos móvil