El hincha que atacó al micro de Boca rompió el silencio

"Fue un momento en el que no supe controlar un impulso, del cual me arrepiento", dijo Matías Firpo. Hoy, en un juicio abreviado que derivó en un acuerdo, fue sentenciado a 2 años y 4 meses de prisión en suspenso y luego fue liberado.

Matías Firpo, el hincha de River identificado como uno de los agresores al micro que trasladaba al plantel de Boca el día de la suspendida superfinal, se declaró culpable y dijo que accionó de esa manera "por un impulso, del cual se arrepiente".

En un juicio abreviado, que derivó en un acuerdo, Firpo fue sentenciado a 2 años y 4 meses de prisión en suspenso y luego fue liberado. En su declaración indagatoria ante la fiscal Adriana Bellavigna, dijo que "no es barra" y que en el momento del ataque "estaba tomando algo y se le ocurrió tirar la botella".





Luego, en una entrevista con la señal de noticias TN, expresó: "Voy a la cancha con amigos y familia. Fue un momento en el que no supe controlar un impulso, del cual me arrepiento porque sé que estuve mal".

Además, se refirió a los responsables de lo sucedido: "Me duele pasar por esto, no soy de hacer estas cosas. Fueron fallas de todos, del operativo y de todo ser humano que se equivoca como yo".

Por último, detalló el momento previo al ataque: "Siempre entro por Quinteros y la Policía había cortado la calle. Se estaba juntando mucha gente ahí, porque no dejaban pasar a nadie. Nunca pensamos que iban a hacer doblar al micro por ahí y cuando llegó fue todo un desastre".

El Lapiz Verde móvil info general