El Grupo de Lima desconocerá el nuevo mandato de Maduro

El colectivo de 14 países emitió una declaración en la que le niega legitimidad al presidente de Venezuela, que el próximo jueves iniciará un nuevo período de gobierno. México no firmó el documento.

El Grupo de Lima, un colectivo de países de la región de tendencia antibolivariana, anunció este viernes desde la capital peruana que no reconocerá el nuevo mandato de Nicolás Maduro, que se iniciará el próximo jueves. En la declaración, que México no acompañó, se afirma que el presidente de Venezuela resultó electo en unos comicios fraudulentos, por lo que no tiene legitimidad para seguir en el gobierno.

“Se insta a Nicolás Maduro a no asumir la Presidencia y a que respete las atribuciones a la Asamblea y le transfiera en forma provisional el poder Ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones”, reza la declaración conjunta, que le agrega presión internacional y aislamiento al régimen venezolano.

Además de los países miembro, se dio un acontecimiento inédito: participó por videoconferencia el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que no integra el Grupo de Lima.

El colectivo de naciones fue creado en 2017 en la capital peruana. Está constituido por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía.

Participaron de la reunión todos los cancilleres, excepto México, que decidió enviar a un funcionario de menor rango. Fue justamente el país presidido por el progresista Andrés Manuel López Obrador el que dejó sentada su disidencia, al no firmar el documento conjunto, en el que se llama además a endurecer las sanciones contra la gestión de Maduro.

La respuesta al mensaje crítico del Grupo de Lima no tardó en llegar. El canciller venezolano, Jorge Arreaza, calificó a la presencia del secretario de Estado estadounidense como “una muestra de humillante subordinación”.



El próximo 10 de enero, Maduro prestará juramento para encarar un nuevo mandato de gobierno hasta 2025. En las elecciones del año pasado, las principales fuerzas de oposición no participaron de la contienda al denunciar que no había condiciones mínimas que garantizaran la transparencia de los comicios.

El lápiz verde