El Gobierno reconoce que habrá más despidos en el Estado

Así lo anunció el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, luego de una primera etapa en los primeros cuatro meses de gestión que dejó más de 10 mil despidos. Desde ATE denuncian que no se produjo el pase a planta permanente prometido.

Pese a que en los primeros cuatro meses de gestión ya hubo más de 10 mil despidos de empleados estatales, el Ministerio de Modernización reconoció que habrá más despidos por una nueva etapa de revisión de contratos en cada una de las carteras, mientras desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denuncian que no se produjo el pase a planta permanente que había prometido el gobierno ni se reincorporó a trabajadores “injustamente" despedidos.

Solo pasó un día desde que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, señaló que hasta que el país “no se ponga de pie” no se realizaría una “reestructuración del Estado” y que debe ser “cuidadoso” un posible paso del “empleo público al privado”. Sin embargo, desde el ministerio de Modernización llevarán adelante un “plan integral de transformación” para evaluar a empleados de las diferentes aéreas de gobierno y señalaron que serán “implacables con los que no trabajan”.

Así lo sostuvo a La Nación el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, quien indicó: “Si en algún momento de este proceso significa tener que hacer retiros voluntarios o no renovar ciertos contratos porque hay sobredimensionamiento, lo habrá”. También informaron que habrá un “mayor control del presentismo”, un concepto reiterado por el presidente Mauricio Macri en sus discursos, mediante datos biométricos, “esclarecimiento de los objetivos de todas las áreas”, “mejoramiento del control de estas metas” y hasta “autoevaluación de los propios empleados”.

Frente a esto, el secretario general de ATE, Hugo Godoy, mostró la disconformidad del gremio con esta medida: “Apuntan a una reducción y reorganización del personal, pero no garantizan el pase a planta permanente que prometieron”. Además, denunció el despido de 170 trabajadores la semana pasada en el Ministerio de Educación y afirmó que el gobierno no habilita la reincorporación de “gente que fue injustamente despedida”.

Por su parte, Ibarra prometió incorporar a planta permanente a 2500 que trabajan desde hace más de diez años en el Estado. “Nosotros teníamos que tacar el verdadero problema de las personas que no venían o no trabajaban. Terminado ese proceso, tenemos la obligación de ver con lo que hay, que el Estado funcione. Porque la verdad, es que no funciona o funciona mal”, sostuvo el ministro.

Diarios Argentinos