El gabinete de Alberto es Alberto

El presidente electo presentó el pasado viernes a su equipo de trabajo. Recurriendo a una ficción y compilando los perfiles de todos los ministros y ministras en uno, el resultado se asemeja mucho al del propio Fernández.

El presidente electo, Alberto Fernández, presentó el pasado viernes a su equipo de trabajo. Había muchas especulaciones en torno a la influencia que tendría la expresidenta, Cristina Fernández de Kirchner; a lo que dejaría el tire y afloje con los gobernadores, y las negociaciones con sindicalistas y empresarios. Lo cierto es que el gabinete de Alberto es Alberto.

Recurriendo a una ficción y compilando los perfiles de todos los ministros y ministras en uno, el resultado se asemeja mucho al del propio presidente electo. Los criterios que se tuvieron en cuenta son sexo, edad, lugar de nacimiento, profesión, la afinidad política y la posición sobre la despenalización del aborto.

A saber: Alberto Fernández tiene 60 años, nació en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), es abogado recibido en la Universidad de Buenos Aires (UBA), y se pronunció a favor de la despenalización del aborto. El perfil unificado de su gabinete sería el de un hombre, de casi 54 años, porteño, abogado recibido en la UBA, con una posición a favor de la despenalización del aborto y “albertista”.

Sin lugar a dudas el perfil unificado es el de un hombre porque el gabinete está conformado por 17 ministros y 4 ministras. Quedó muy lejos de la paridad, aunque más allá del gabinete habrá mujeres en puestos claves, como el PAMI, AFIP, INADI y AYSA.

El índice de la edad es el único que no coincide de manera exacta con el de Fernández. El promedio de edad de todos los funcionarios da 53,47 años y el presidente electo tiene 60. En los extremos están el ministro de Salud, Ginés González García, con 74 años y el titular de la cartera de Economía, Martín Guzmán, con 37 años.

En cuanto al lugar de nacimiento, al igual que el exjefe de Gabinete 9 de sus ministros son porteños y 11 del interior. Allí, hay una mayoría contundente de oriundos de la provincia de Buenos Aires (8), a los que siguen los de Santa Fe (2) y de Chaco (1). Con estos números, el Gobierno federal que impulsaron durante la campaña no está representado en el gabinete, donde casi la totalidad son porteños y bonaerenses.  

La profesión del “gabinete unificado” sería claramente la de abogado. Hay 7 abogados, 2 politólogos, 2 licenciados en Economía, 2 ingenieros agrónomos, y luego lo completan una licenciada en antropología, un ingeniero civil, un bioquímico, un médico, una arquitecta, un docente y un director de cine. Además, sería un egresado de la universidad pública: de los 21 ministros y ministras, 17 estudiaron en una universidad estatal, y en ese aspecto encabeza la UBA con 12; institución de la que además Alberto Fernández es profesor.  

Otro de los puntos en que hubo coincidencia entre los integrantes del gabinete es su posición con respecto a la despenalización del aborto. A pesar de que algunos aún no se han pronunciado al respecto, de los que lo hicieron (15) en todos los casos fue a favor.

Finalmente, en el equilibrio de poder a primera vista se consolidaría el “albertismo” porque del total pueden reconocerse 8 miembros del “riñón” del presidente electo (Santiago Cafiero, Felipe Solá, Marcela Losardo, Matías Lammens, Gabriel Katopodis, Claudio Moroni, Nicolás Trotta, y Matías Kulfas), 7 más afines al kirchnerismo aunque de buena sintonía con Fernández (Eduardo “Wado” De Pedro, Agustín Rossi, Elisabeth Gómez Alcorta, Ginés González García, Juan Cabandié, Tristán Bauer, y Roberto Salvarezza), 2 personas del entorno de Sergio Massa (Daniel arroyo y Mario Meoni), 2 representantes de los gobernadores (Luis Basterra y María Eugenia Bielsa). Mientras que Martín Guzmán, al no encajar en ninguna de estas categorías se puede calificar como extrapartidario.

Diarios Argentinos móvil