El FPV no consiguió los dos tercios y se levantó la sesión por el tarifazo

La sesión en la cámara baja se levantó tras que la oposición no logró los votos necesarios para aprobar el proyecto contra el tarifazo. El bloque del FPV se retiró del recinto durante el debate

Tras lograr el quorum necesario para iniciar la sesión la oposición no pudo imponer la votación por el tarifazo en la cámara baja. La sesión se levantó alrededor de las 16 después de que se retirara el bloque del Frente para la Victoria ya que el proyecto contra el aumento de tarifas no contó con los dos tercios necesarios para ser aprobado. La oposición necesitaba de dicha mayoría especial debido a que el reglamento de la cámara establece la aprobación por dos tercios de los presentes para proyectos que no obtienen dictamen de mayoría en comisiones.

Los diputados del Frente para la Victoria, el bloque justicialista de Diego Bossio y Oscar Romero, el Frente Renovador, el Frente de Izquierda, Compromiso Federal, el Partido Socialista y otros bloques minoritarios lograron la mayoría para debatir los proyectos, que completó el tucumano Juan Casañas, separado desde hace dos meses del bloque de la UCR.

Los representantes del Frente para la Victoria y el Frente Renovador tenían previsto bajar al recinto para tratar una serie de proyectos contra el aumento de las tarifas, aunque se trataba de dos sesiones que ambos espacios políticos habían pedido por separado. Sin embargo, los representantes de los dos partidos se unieron para lograr el número.

Los integrantes del partido que conduce Sergio Massa habían planeado bajar a las 10.30 para discutir cinco proyectos de ley para frenar los aumentos de los servicios públicos, mientras que los del FPV habían convocado una sesión a las 11 para tratar 81 proyectos, también contra el tarifazo.

Cerca de las 15.30 y tras la alocución del presidente del bloque del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, el legislador decidió retirar al bloque de la oposición del recinto. El diputado esgrimió que por la falta de los dos tercios necesarios para el tratamiento del tarifazo no tenía sentido mantener a los legisladores en sus bancas. El bloque de la UCR, encabezado por el cordobés Mario Negri, salió a cruzar la decisión de Recalde y lo tildó de "maleducado" por el retiro de los legisladores.

Respecto de la fallida sesión algunos legisladores de la oposición criticaron fuertemente la posición del oficialismo. La diputada del Frente de Izquierda, Myriam Bregman, denunció que "La situación que viven los trabajadores y los sectores medios con el tarifazo es durísima, dramática, y en lugar de dar respuesta a esa realidad estamos asistiendo en este recinto a una burda maniobra por parte de Cambiemos, a una burla a cuarenta millones de argentinos." También se escucharon duras declaraciones de integrantes del FPV, tras la sesión, Héctor Recalde manifestó: "Esta presencia nos da energía para seguir con nuestras convicciones a pesar de las trampas, a pesar de todo lo que están haciendo, los subterfugios, la forma de eludir, que hoy hubiéramos votado una ley que dejara sin efecto el tarifazo para que no sufran más los trabajadores argentinos”. 

A su vez el diputado Andrés Larroque criticó la postura del bloque Cambiemos en el recinto y aludió a la estrategia del oficialismo de invocar cuestiones reglamentarias para evitar la votación: “No esperábamos encontrar un oficialismo que se esconda detrás de un argumento tan infantil y tan lamentable, que se niegue al debate de un tema que conmueve a todo nuestro pueblo, a toda nuestra sociedad y que golpea tan profundamente el bolsillo de toda nuestra gente." 

En tanto, el diputado nacional Marcos Cleri respondió las acusaciones del presidente Mauricio Macri, quien había señalado que los diputados de la oposición ponen "palos en la rueda" a su gobierno, y advirtió que desde su espacio político lo único que quieren impedir es "girar hacia ese modelo de exclusión que están llevando adelante".

Cleri recordó que a las movilizaciones conocidas como "ruidazo" que se realizaron días atrás en distintos puntos de todo el país, y sostuvo que de esos hechos se desprende que "el pueblo argentino no quiere perder más derechos, el pueblo quiere que se le diga la verdad, quiere seguir un proyecto de inclusión en el que la industria, las Pymes y el mercado interno sean la posibilidad de construir una comunidad organizada".


El Congreso discute el pliego de la reforma política

Otra de las apuestas del Gobierno nacional es el proyecto de reforma electoral, que ayer comenzó a discutirse en las comisiones internas en Diputados, con la que Macri pretende alcanzar “un sistema electoral más transparente y equitativo”. Sin embargo, desde otros sectores se realizaron fuertes cuestionamientos a  la propuesta.

Entre los puntos más criticados está la implementación de la boleta electrónica, que reemplazaría a la tradicional de papel, por su “vulnerabilidad” a ataques y manipulaciones informáticas; como también la obligación de votar a un mismo frente electoral en las PASO que establece el proyecto. 

Sin embargo, todo indica que el Gobierno de Macri aceptaría modificaciones para sumar el apoyo de diputados de otros espacios como el Frente Renovador y del bloque Justicialista de Diego Bossio y Oscar Romero, aunque se encontrará con la oposición de los representantes del Frente para la Victoria y el Frente de Izquierda y los Trabajadores.


Diarios Argentinos