“El estigma va a recaer primero sobre las compañeras trans”

EPD entrevistó a Lorena Sánchez, integrante de Transistemas, una organización por la inclusión trans, que busca donaciones para ayudar en medio del coronavirus.

Lorena Sánchez integra, junto a otras tres personas, Transistemas, una organización que lucha por la inclusión trans. Surgió en enero último, con el objetivo de ofrecer cursos de capacitación digital a compañeros y compañeras trans. Pero con la pandemia y la cuarentena, la situación de muchos de los alumnos empeoró, económica y socialmente, y desde Transistemas lanzaron una colecta de fondos. A continuación, la charla que tuvimos con Lorena Sánchez y todos los datos para poder contribuir con Transistemas. 


¿Qué es Transistemas?

Transistemas es una organización nueva, que nació el 21 de enero pasado, como cooperativa de compañeras y compañeros trans, que tiene como objetivo la inclusión travesti, trans, principalmente en el área digital y en la web. Si bien tenemos el uso básico de un celular, y hay compañeras y compañeros que están muy aptos para formar una cooperativa en el área digital, muchas de nosotras estamos muy atrasadas en lo que significa la educación y ni hablar lo que es hoy por hoy todo lo que tiene que ver con desarrollo web, todo lo que tiene que ver con el área digital. 

Así que nosotros empezamos un curso con 24 alumnos y alumnas inscriptos, tanto varones como mujeres trans, la mayoría en situación de prostitución que, aclaro, también es un trabajo. Yo no estoy en contra de eso, creo que debería estar reglamentado, pero bueno, esa es otra discusión.  

El curso que empezamos dictando desde el 21 de enero lo tendríamos que haber terminado promediando marzo, pero nos agarró, como a todos, el aislamiento con la cuarentena obligatoria y  perdimos las últimas dos clases. Tampoco pudimos hacer la entrega de diplomas.

Con el coronavirus y la cuarentena surg entonces la idea de las donaciones. 

Tenemos un grupo de WhatsApp con los alumnos y alumnas del curso, y cuando preguntamos cómo estaban llevando la cuarentena, claro, la mayoría no tiene un trabajo formal... Los varones quizás tienen otro estilo de privilegios, digamos que por ahí sí están con sus familias. Distinto a las compañeras trans que ya vivían solas. 

Hicimos un relevamiento y pensamos en ocupar las redes sociales para fomentar que haya una ayuda mínima de 50, 100 y 200 pesos para paliar un poco la situación. 

Yo justo, por circunstancias habitacionales, tuve que dejar una casa que estaba alquilando en Barracas, porque la infraestructura estaba mal, así que rescindí el contrato. Me mudé y dije bueno, me agarró en la cuarentena. En medio de este contexto no puedo estar ajena, pensé.

Se nos ocurrió entonces, con tres compañeros más, usar las redes sociales para generar recursos, porque somos una organización nuevita, no tenemos nada propio. Entonces desde las redes hicimos flyer, usamos nuestros contactos y fuimos generando donaciones de dinero en efectivo a través de MercadoPago, que un compañero trans nos prestó su cuenta. 


¿Cuál fue el resultado de las donaciones hasta el momento?

El sábado pasado pudimos hacer una primera compra y así logramos ayudar mucho a más de ocho compañeras acá en Constitución. Les brindamos un bolsón digno, con mercadería, con artículos de higiene personal, artículos de limpieza para el hogar y artículos comestibles y lácteos. 

Una cosa que nos dificultaba mucho era circular en medio de la cuarentena, y teníamos alumnos en el área metropolitana, en el Gran Buenos Aires, así que pudimos también depositar hoy entre 2000 y 3000 pesos. 

Después, a compañeras de Liniers que venían a estudiar, también les pudimos depositar, y ellas se encargaron de hacer una compra mayorista también para sus allegadas, ya que eran seis, en este caso de Liniers y Ciudadela, y cinco compañeras trans en el barrio de Once. 

Así que en total, logramos ayudar a alrededor de 35 compañeras trans y una minoría de varones trans.

Esto es un paliativo, porque las compañeras trans están atravesando una situación de hostigamiento que se ve reflejado primero y principal por el pago por los dueños, porque les exigen pagar a término sus habitaciones de las pensiones u hoteles donde viven muy pocas. Por ahí viven en el departamento. Entonces nada. Y ni hablar de que si tienen que optar entre pagar y comer es difícil hilar fino. Entonces, más o menos estuvimos tratando de paliar un poco la situación de la canasta básica y que sea una buena canasta básica con lo que vos, lo que yo, lo que o cualquier persona con una situación económica normal, digamos, compraría para su casa.  

¿Cómo piensan darle continuidad al proyecto?

Como te decía antes, lo que juntamos es apenas un paliativo. Nosotros creamos el área social y creo que va a continuar, porque no solo es por este tema sanitario, social, político. Creo que nosotros no nos planteamos ver en qué lugar están paradas las dirigencias políticas que atraviesan la diversidad, porque ha llegado ayuda alimentaria, pero sin querer caer en la bajeza de criticar por criticar, ha llegado ha llegado a quienes administran una caja grande de lo que es la diversidad y no a todos. 

Celebramos mucho hoy que tenemos un gobierno que nos contempla y se preocupa, pero no va a abarcar todas las situaciones y además que no todas tienen el mínimo conocimiento de sus derechos y lo que le corresponde o llegada a una agrupación partidaria. 

Desde ese lugar nos paramos y el área social seguramente continúe un tiempo más después de esto, porque muchas van a quedar con deudas de alquileres, no creo que el regreso a la calle para poder volver a prostituirse sea fácil, porque sobre ella va a recaer el estigma por la salud, por ser foco infeccioso. La primera, me refiero a las compañeras travestis trans, son las primeras sobre las que va a caer ese estigma. Son las primeras en las que va a recaer la persecución policial. Son las primeras en las que siempre, también del lado de los dueños, va a recaer el aumento y el hostigamiento. 

Entonces, vamos a seguir haciendo un acompañamiento, seguramente. Somos apenas cuatro personas que estamos llevando adelante esta parte del área social y bueno, esto creo que va a continuar para largo y en lo que podamos contribuir y ayudar y asesorar, seguiremos, seguiremos formando parte de esto, aunque no es algo que nos corresponda. 

Yo además estoy cursando actualmente tercer año de la Licenciatura de Trabajo Social, en la Universidad de Madres de Plaza de Mayo. Y estudio para esto, par ayudar, para luchar contra la desigualdad de género, esto me atraviesa como género, ni más ni menos.


Facebook : TRANSISTEMAS2020
Instagram : @transistemas

Diarios Argentinos