El escandaloso chat entre jueces, funcionarios macristas y directivos de Clarín

Se filtraron conversaciones en dos grupos de Telegram en las que buscan ocultar un viaje a Bariloche.

Un escandaloso chat entre jueces, funcionarios macristas de la ciudad de Buenos Aires (CABA) y directivos del Grupo Clarín para ocultar un viaje a Bariloche se filtró en las últimas horas y varios referentes del oficialismo salieron a denunciar la irregular situación.

El chat fue revelado por el diario Tiempo Argentino y se trata de dos grupos de Telegram creados el 17 y el 20 de octubre por Pablo Casey, director de Asuntos Legales e Institucionales del Grupo Clarín y sobrino de Héctor Magnetto.

De los mismos también participan el CEO de Clarín Jorge Rendo; los jueces Pablo Yadarola, Julián Ercolini, Pablo Cayssials y Carlos “Coco” Mahiques; el ministro de Seguridad de CABA, Marcelo D’Alessandro; y Tomás Reinke y Leo Bergot, relacionados a la SIDE.



Los grupos (llamados “Operación Página/12” y “Grupo Donatto contrataca”) se crearon luego de que notas periodísticas de El Destape y Página 12 dieran cuenta de un vuelo realizado por funcionarios judiciales invitados por directivos del Grupo Clarín a la zona del Lago Escondido, encerrada por el magnate británico Joe Lewis.

En uno de los chats, Casey dice: “Muchachos, más allá de todo lo que paguen, quiero decirles que yo me encargo de todo porque es mi responsabilidad”. Y Yadarola le responde: “Pablo, ni lo digas. Somos un grupo y fuiste más que generoso en la invitación”.

En las conversaciones, los integrantes del grupo planean como frenar notas periodísticas y debaten la manera de frenar una causa judicial que se abrió por el viaje. “Muchachos les cuento: la fiscal federal de Bariloche bien, buena predisposición, me ofreció mandar la causa a Py o en su defecto pedir o que aportemos nosotros o ella pedir a la empresa las facturas del vuelo y eventualmente del hospedaje con los denunciados digamos  sin Jorge y sin Pablo y en base a eso cerrarla así que si están de acuerdo avanzo en alguna de estas opciones”, dice Mahiques.

Según detalló hoy el portal Perfil, Jorge y Pablo son Rendo y Casey que no figuraron en el vuelo revelado pero que estaban en Bariloche esperando a los demás.

En el chat, Rendo se muestra preocupado por la eventual trascendencia de filmaciones de las cámaras de seguridad del Aeropuerto de Bariloche. Y Yadarola le responde: “Cierto, Jorge. Ahí podemos estar juntos en imágenes”.

En las conversaciones sobre qué hacer para justificar el viaje, Cayssials sugiere “hacernos los boludos y que la ola pase” y habla de “conseguir una casa a la que fuimos a Bariloche” que “es de un amigo que puede decir que nos la presto”.

“Si se consiguiera eso, solo queda la idea de confabulación que es la nada misma”, responde Ercolini. Entonces, Cayssials va por más y dice que pueden ir a la casa de su amigo el “mes que viene” y sacase fotos en ese lugar.

Los implicados en el chat apuntan contra la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) por la difusión del viaje y contra el jefe de la misma. “Eso no lo hacen sin una orden de la conducción política, José Glinski. Para anotarlo porque es el responsable”, dice el juez Yadarola. Entonces, el ministro D’Alessandro dice que “si en algún momento me tocara ser ministro de Nación, lo primero que hago es disolver la PSA”.

Repercusiones

Varios referentes del Frente de Todos se hicieron eco de los chats filtrados y el ministro de Justicia, Martín Soria, sostuvo que “constituyen la radiografía precisa de la podredumbre del lawfare”.

“Dádivas, tráfico de influencias, encubrimiento, falsificación de documentos, prevaricato y hasta eventuales tormentos y privaciones ilegítimas de la libertad. Los chats son una extraordinaria confesión de múltiples delitos”, señaló Soria.

Y agregó: “Lo que es más grave: es una muestra exacta de cómo la Justicia, los medios y el macrismo le atan las manos a la democracia”.

También se hicieron eco de las conversaciones reveladas la senadora Juliana di Tullio y el diputado nacional Rodolfo Tailhade. Este último señaló en su cuenta de Twitter que “si mañana estos jueces no tienen la decencia (jajaja) de renunciar, el Consejo de la Magistratura debería actuar de urgencia para destituirlos”. “Hagan lo que hagan, un fiscal debería actuar de oficio y pedir la detención inmediata de toda la banda”, apuntó.

Diarios Argentinos