El descargo de Alpargatas: importación y caída del consumo

Así justificó la empresa textil el cierre de dos de sus plantas, en Catamarca y La Pampa, que dejaron un saldo de 453 trabajadores despedidos en los últimos días.

La empresa textil Alpargatas justificó hoy el cierre de dos de sus plantas textiles, dedicadas a la confección de calzado, en Catamarca y La Pampa, que en total dejó a 453 personas desempleadas. La crisis industrial golpea fuerte y responsabilizan a “importaciones” y a la “caída en el consumo”.

"Desde hace tiempo, la compañía atraviesa la difícil situación coyuntural del país, que implica una fuerte caída en el consumo, particularmente, en los negocios de calzado y textil, donde Alpargatas es líder", argumentaron desde la empresa a través de un comunicado.

"Adicionalmente y más allá de la coyuntura de mercado, la empresa viene sufriendo problemas estructurales que se agravan ante la creciente competencia externa (Oriente y Brasil), como ser: elevados costos laborales, alta carga impositiva y una estructura fabril excesiva. Esta situación ha generado una disminución significativa y consistente de los márgenes del negocio y en el deterioro de la posición financiera. La decisión es parte de un proceso orientado a lograr una mayor sustentabilidad del negocio a largo plazo", agregó la firma.

Además, la empresa textil aseguró: “En los últimos años, se implementaron distintos procesos de retiro voluntario en las fábricas y se realizaron acciones alternativas, como suspensiones y vacaciones anticipadas. Pero ninguna de esas medidas de emergencia permitió revertir la situación", y finalmente aclararon que los trabajadores despedidos percibirán el 100 por ciento de las indemnizaciones.


Diarios Argentinos