El Banco Central cambió su estrategia y el Fondo Monetario salió a apoyarlo

La entidad monetaria anunció que ya no habrá una banda de "no intervención" y que venderá dólares ante los movimientos del mercado cambiario. "Respaldamos estas medidas", expresó el vocero del Fondo a través de redes sociales.

A pesar de que había fijado una banda de "no intervención", el Banco Central anunció hoy, de manera sorpresiva, que ya no seguirá ese esquema y comenzará a vender dólares para intentan contener la divisa, aún cuando no haya superado el techo definido en $ 51,45. 

Pero no solo eso. La entidad que conduce Guido Sandleris anunció, además, que en caso de que el dólar supere esa cifra puesta como "techo" para comenzar a intervenir, podrá vender hasta USD 250 millones diarios en lugar de los USD 150 millones que se habían establecido en un principio. 

El anuncio tuvo el respaldo del Fondo Monetario Internacional (FMI). Ese organismo, en el marco del programa Stand By por USD 50 mil millones, era el que había sugerido ese esquema, pero parece haber cambiado de opinión ante la escalada que sufrió la divisa la semana pasada. 



"El Banco Central de Argentina introdujo hoy importantes medidas para abordar la reciente volatilidad del mercado financiero y del tipo de cambio. Nosotros respaldamos estas medidas, que están bien calibradas para el desafío que está enfrentando la Argentina", manifestó Gerry Rice, vocero del organismo multilateral, a través de su cuenta oficial de Twitter. 

Según señaló el BCRA en el comunicado difundido esta mañana, la medida apunta a "reforzar el sesgo contractivo de la política monetaria, interviniendo en el mercado cambiario para reducir más agresivamente la cantidad de pesos y de esta manera contribuir al adecuado funcionamiento de dicho mercado".

Allí, también especificó cómo sera la dinámica a partir de ahora, al poder "realizar ventas de dólares aún si el tipo de cambio se ubicara por debajo de $51,448, cuyo monto y frecuencia dependerán de la dinámica del mercado".

Esta sorpresiva medida deja en claro que uno de los principales desafíos asumidos por Mauricio Macri, de cara a las elecciones de octubre, es intentar contener al dólar, una variable que trae consecuencias en la inflación y es termómetro del humor de la sociedad. 

La semana pasada, el peso argentino sufrió una fuerte devaluación, cuando el dólar superó por momentos los $ 47. Hoy, se ubicó al mediodía en los $ 45,90. 

Diarios Argentinos