"El aborto es una cuestión de salud pública"

El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, aseguró que deben tener políticas públicas "libres de creencias religiosas".

"El Estado debe definir una política de salud pública que tiene que estar despojada de creencias religiosas", aseguró en diálogo con Página 12 el jefe de gabinete, Santiago Cafiero.

El funcionario destacó: "Venimos de conseguir el protocolo que no es ni más ni menos que reglamentar o normativizar desde el punto de vista de la salud pública lo que ya existe en el Código Penal en cuanto a los abortos no punibles". 

"Vamos a tener la posibilidad de ir trabajando progresivamente el tema sin perder de vista lo que el Presidente ha dispuesto de orientar el aborto como una cuestión de salud pública y después a buscar la despenalización pero queremos que sea con tiempo y con diálogo", indicó el ministro coordinador en relación a los próximos pasos a seguir.

En relación a los cuestionamientos de la Iglesia, Cafiero matizó la situación: "Tenemos mucho diálogo con la iglesia, muchos puntos de contacto y preocupaciones similares con muchos credos y en particular con la iglesia Católica por la capilaridad que tiene en la sociedad y su trabajo con los sectores populares. Hay que tener en cuenta que es una institución que en algunos temas hasta se complementa con herramientas del Estado nacional y nosotros lo respetamos mucho".


Diarios Argentinos