El 83% del préstamo del FMI fue destinado al pago de deuda

El grueso del crédito stand by que suscribió la gestión de Cambiemos fue a cancelar el pasivo externo contraído durante los primeros tres años de gobierno. La fuga de capitales fue récord en 2018 y se prevén números similares para 2019.

Según un informe del Ministerio de Hacienda, el 83% del préstamo stand by que suscribió el gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional fue destinado al pago de la deuda externa contraída durante los primeros tres años de gestión de Cambiemos.

De los USD 56.300 millones convenidos en el préstamo, el FMI transfirió un total de USD 44.300 millones, el resto quedó frenado por el organismo de crédito ante la contundente derrota electoral del oficialismo en las primarias de agosto y en las generales de octubre.


El informe de la cartera encabezada por Hernán Lacunza revela también que del total transferido solo quedan disponibles USD 1900 millones, y que de los USD 42.382 millones disponibles, USD 35.344 millones (el 83%) fueron utilizados para cancelar servicios de la deuda pública en moneda extranjera.

Por otro lado, para los servicios de deuda en moneda nacional fueron utilizados alrededor de USD 6072 millones, cerca del 14% del préstamo stand by.

Este ciclo de endeudamiento y fuga de capitales se confirma con los datos disponibles en el Banco Central: la Formación de Activos Externos (FAE) de octubre fue de USD 4125 millones y acumuló USD 26.789 millones en los primeros diez meses del año.

De esta manera, la FAE de octubre fue la tercera peor marca de la historia del Mercado Único y Libre de Cambios ya que el récord también es de este mismo proceso y corresponde al año 2018 con una fuga total de USD 27.230 millones.

En los 46 meses de gestión de Mauricio Macri, la Formación de Activos Externos suma USD 84.102 millones, unos USD 1828 millones mensuales. Solo la compra de billetes para atesoramiento explica más de USD 62.000 millones.

Diarios Argentinos