Diputados aprobó la desregulación de Papel Prensa

El proyecto elaborado por Diego Bossio da la posibilidad a la empresa de fijar el precio del papel para diarios. Lo apoyaron Cambiemos y el Frente Renovador. "No estamos beneficiando al Grupo Clarín", sostuvo Massot.

En un debate que trajo polémica, la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que establece la derogación de una serie de artículos de la ley que regula la producción y comercialización del papel para diarios, monopolizada en el país por Papel Prensa S. A., cuyo principal accionario es el Grupo Clarín. 

La iniciativa, elaborada por el diputado justicialista Diego Bossio, fue aprobada en la Cámara baja por 127 votos a favor y 66 en contra. Según sus fundamentos, la norma tiene como objetivo "corregir ciertos efectos negativos en la aplicación plena de la Ley N.° 26.736 por medio de la cual se regula la fabricación, comercialización y distribución de pasta celulosa y papel de diarios".

Lo que propone, entre otras cosas, es desregular el precio "único y público" del papel de diario porque, según sostiene, "terminó operando en contra de condiciones equitativas de mercado, perjudicando a pequeños compradores asociados en cooperativas que, con anterioridad, negociaban sus compras con importantes descuentos”.

Bossio aseguró que el proyecto busca "garantizar el arancel cero durante 10 años a la importación de Papel Prensa y no discriminar entre accionistas y no accionistas" y que la industria "pueda desarrollarse al máximo de la capacidad instalada, reconvirtiéndose a la producción de nuevos productos complementarios que permitan mantener los puestos de trabajo con perspectivas de mercados crecientes y sustentables a largo plazo", en un contexto de "tendencia a la baja en la producción de papel y consumo de diarios"

Desde la izquierda, la diputada Romina del Plá lo acusó de impulsar "un rescate de la empresa monopólica Papel Prensa". "Esto contribuye con la política de hundir a la competencia", sostuvo. 

El Frente para la Victoria (FpV) también se opuso al proyecto. "Papel Prensa es una sociedad de Clarín y es la única empresa que hace esto en la Argentina, por lo cual tiene una posición dominante. Es una ley para favorecer a los socios privados de Papel Prensa", sentenció Agustín Rossi, titular del bloque. 

Su compañero de bancada Leopoldo Moreau se manifestó en esa misma línea y recordó que el de Papel Prensa "no es el único sector que está en recesión en la Argentina". "Con esto se vuelve a ejercitar monopólicamente la distribución de diario en nuestro país", dijo. 

El Frente Renovador fue uno de los que votó a favor. "Nosotros creemos que esta situación se tiene regularizar", señaló la titular del bloque, Graciela Camaño, y consideró que "no se afecta a la libertad de expresión"

Cambiemos, que también apoyó la iniciativa, indicó que la ley "fija un precio único respecto a los valores de importación" y rechazó que el proyecto sea a la medida de la empresa conducida por Héctor Magnetto. "Con esta modificación no estamos beneficiando al Grupo Clarín", expresó el diputado oficialista Nicolás Massot. 

Papel Prensa es controlada por el Grupo Clarín, que cuenta con el 49% del paquete accionario. La Nación posee el 22% y un 27% pertenece al Estado nacional. 

La polémica empresa fue comprada por Clarín, La Nación y La Razón en noviembre de 1978, durante el gobierno de facto de Jorge Rafael Videla. Años después, Lidia Papaleo, viuda de Isidoro Graiver, anterior dueño de la compañía, denunció que la venta se había dado en medio de presiones por parte del Estado y de los diarios.  

Diarios Argentinos móvil