Deuda: Carrió le pidió a Kicillof que "hable con la verdad"

La dirigente difundió un comunicado de la Coalición Cívica Ari en el que asegura que el gobernador "construye un relato falaz" sobre la herencia recibida de María Eugenia VIdal.

Elisa Carrió le pidió hoy al gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof que "le hable con la verdad" a los bonaerenses y cuestionó su decisión de postergar el pago de la deuda.



La dirigente difundió un comunicado de su partido, la Coalición Cívica Ari, en el que asegura que el mandatario provincial "construye un relato falaz" sobre la herencia recibida por María Eugenia Vidal.

"La deuda recibida por Kicillof de la administración de la ex gobernadora María Eugenia Vidal es de US $11.160 millones, menor a la cifra con la que ella había asumido en 2015 tras la gestión del kirchnerismo encabezado Daniel Scioli”, señalan en el escrito.

Y agregan: “Vemos con preocupación la decisión del gobernador Kicillof de no afrontar los pagos de deuda que se avecinan, mientras  sostiene que esto se debe a desmanejos económicos de la gestión saliente”.

El comunicado completo

Elisa Carrió y la Coalición Cívica ARI Nacional y de Provincia de Buenos Aires aseguraron hoy, en referencia a la postergación de los pagos de deuda anunciados por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, que “el gobernador Axel Kicillof debe dejar de lado su perorata mediática y hablarle con la verdad a los bonaerenses”. “Kicillof construye a los gritos y en cadena nacional, un relato falaz para legitimar el ajuste que ejecuta contra las clases medias de la Provincia. La deuda recibida por Kicillof de la administración de la ex gobernadora María Eugenia Vidal es de US $11.160 millones, menor a la cifra con la que ella había asumido en 2015 tras la gestión del kirchnerismo encabezado Daniel Scioli”, agregaron. “Justamente de Scioli es la deuda que hoy Kicillof elige no pagar, pese a contar con los fondos en la caja de la provincia, como lo acaba de ratificar el ex ministro de Economía, Hernán Lacunza”, recordaron Carrió y los dirigentes de la CC ARI de Nación y Provincia de Buenos Aires.

“Vemos con preocupación la decisión del gobernador Kicillof de no afrontar los pagos de deuda que se avecinan, mientras  sostiene que esto se debe a desmanejos económicos de la gestión saliente”.  “La situación financiera de la provincia más grande del país siempre fue una preocupación que atravesó a todas las gestiones desde el regreso de la democracia, sin embargo, hay datos que echan por tierra su relato”, sostuvieron Carrió y la CC ARI. “Era necesario realizar inversiones estratégicas en una provincia quebrada como la que se recibió en 2015. Es por esto que la deuda tomada en los últimos cuatro años estuvo destinada a la realización de algunas obras de infraestructura impostergables y otras de mediano plazo, teniendo como prioridad el desarrollo de la Provincia y la mejora en las condiciones de vida de los bonaerenses”, añadieron.

“En el año 2011, ante la negativa del gobierno nacional de asistir a la provincia de Buenos Aires que debía hacer frente al cumplimiento de los incrementos salariales a los docentes prometidos por el propio gobernador Scioli, el Ejecutivo provincial decidió colocar deuda en moneda extranjera a una tasa del 11,25 %, en dólares. Esa deuda fue utilizada para cubrir gastos corrientes, sueldos, entre otros”, señalaron Carrió y la CC ARI de Nación y Provincia.

“El circo mediático debe terminar. y se debe gobernar de cara a los bonaerenses. Sabemos cómo va a continuar esta historia, porque todos conocemos los desmanejos del gobernador con el dinero que le es ajeno. La provincia de Buenos Aires debe dejar de apostar a los resultados del corto plazo, para generar bases sólidas que permitan el crecimiento futuro. No podemos poner en riesgo la confianza de la Argentina y de la Provincia de Buenos Aires en función de los intereses del partido político de turno”, finalizaron.

Diarios Argentinos móvil