Detención e insultos: qué ocurrirá con Rodrigo Eguillor

El joven de 24 años se encuentra imputado por abuso sexual y privación ilegítima de la libertad, aunque la caratura continúa como "averiguación de ilícito". Permanece en el hospital de Monte Grande.

Si bien parecía que Rodrigo Eguillor iba a marcharse con total impunidad a Madrid para presenciar la final entre River y Boca —aunque luego trascendió que no tenía ningún pasaje a su nombre—, finalmente la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) lo interceptó en el Aeropuerto de Ezeiza y detuvo al joven de 24 años acusado de abuso sexual, hijo de la fiscal de ejecución penal de Lomas de Zamora Paula Martínez Castro.

"Llamen a mi vieja", fue la última frase que dijo ante los medios que se habían acercado al lugar, mientras era demorado para ser trasladado a la UFI 3 de Esteban Echeverría, donde debía ser notificado sobre la causa abierta en su contra por abuso y por una denuncia por amenazas que hizo otra joven.

A pesar de que todavía no se había ordenado su detención, Eguillor fue arrestado por "resistencia a la autoridad" e "incidentes" durante la notificación y se dispuso su traslado a la fiscalía de Monte Grande.


Según revelaron fuentes judiciales, en ese lugar volvió a hacer de las suyas: insultó a la fiscal Verónica Pérez y a su ayudante, a quienes trató de "estúpidas" y "mentirosas". Tras eso, fue trasladado al hospital de esa localidad bonaerense, donde le realizaron una evaluación psiquiátrica. 

De acuerdo al periodista especializado en policiales Mauro Szeta, el padre del joven se presentó en Tribunales y pidió que lo internen de forma forzada en un neuropsiquiátrico.

Sin embargo, esta mañana el director del hospital de Monte Grande, Gabriel Ivé, aseguró que Eguillor está "ubicado en tiempo y espacio", por lo que será remitido nuevamente a la fiscalía. 

En paralelo, el fiscal porteño Eduardo Cubría lo imputo por abuso sexual, privación ilégitima de la libertad y daños, en la causa que está caratulada como "averiguación de ilícito" y es investigada por la fiscalía Criminal y Correccional N.° 22, a cargo de Cubría, y el juzgado N.° 48, cuya titular es Alicia Iermini.

Pero ayer, en medio de todo el "show mediático" de Eguillor, se dio a conocer que el joven enfrenta otra causa por abuso a raíz de una denuncia realizada por una empleada del Casino de Puerto Madero, a quien habría manoseado en el estacionamiento del complejo. 

Por esa causa fue procesado sin prisión preventiva y embargado por 10 mil pesos en 2016. Este año el expediente llegó al Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N.º 9, por lo que pronto deberá enfrentar un juicio oral que aún no tiene fecha de inicio.

La denuncia

La denuncia por abuso sexual fue realizada por una joven de 22 años. Según su testimonio ante la Justicia, el 15 de noviembre pasado había acordado un encuentro con el exrelacionista público. Ella le pidió que la pasara a buscar por la UADE, la universidad a la que asiste, pero él le pidió que se acercara a unas pocas cuadras de allí, a un departamento de un amigo ubicado en el barrio porteño de San Telmo, donde se habría producido el ataque.

En ese lugar, siempre según el relato de la denunciante, Eguillor habría querido tener relaciones sexuales sin preservativo, pero la víctima se habría negado. Cuando quiso salir del lugar, él le habría dicho que no tenía llave para abrirle, por lo que habría querido huir por el balcón.

En ese momento, los vecinos alertaron que la joven estaba en la cornisa y comenzaron a gritar. En un video difundido por Infobae se observa que en un momento el acusado aparece en el balcón y comienza a forcejear con ella para sacarla de allí. Según él, para "salvarle la vida". Según ella, porque antes la había violado. 

El Lapiz Verde móvil info general