Desde Ciudad cuestionaron la apertura del Monumental para personas en situación de calle

La ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de CABA, Guadalupe Tagliaferri, dijo que no "comparte" la necesidad de abrir un estadio para refugiarlos. Aseguró que tienen capacidad en los paradores pero muchos "no quieren ingresar".

El titular de Red Solidaria, Juan Carr, y el club River Plate realizaron este miércoles en el estadio Monumental una jornada solidaria para que personas en situación de calle tuvieran un lugar para pasar la noche, en uno de los días más fríos del año, pero generó polémica en torno al accionar del gobierno porteño sobre este tema y la que salió a hablar fue la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, Guadalupe Tagliaferri, quien aseguró que no "comparte" la "necesidad de abrir un estadio".

En una entrevista con Nueva Ciudad, la funcionaria defendió las políticas del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y habló sobre los paradores con los que cuentan para hacerse cargo de la situación. "Tenemos una red de 27 dispositivos distintos que incluyen lugares para familias, para mujeres solas, para varones y para adultos mayores. Algunos son propios del Estado y muchos otros trabajamos articuladamente con organizaciones sociales y con la Iglesia", explicó. 

A su vez, negó las denuncias que aseguran que las familias no quieren ir a los paradores porque deben separase de las familias: "Eso no es real, cuando nosotros asumimos no había un parador para familias, pero nosotros lo abrimos y nunca hay problemas de capacidad porque la verdad es que las familias en situación de calle son las menos. Mayormente son varones solos".

Al ser consultada sobre la jornada solidaria en River, Tagliaferri analizó: "Yo no comparto la necesidad que hay de abrir un estadio. Sí me parece importante la participación social y el compromiso de los vecinos. Lo que les pedimos no es solo llamar al 108, sino tratar de convencer a las personas para que no duerman en la calle".

"Tenemos capacidad de alojamiento, lo que sucede muchas veces, porque se han roto todos los lazos, porque hay desconfianza o porque tiene problemas de base psiquiátrica o de consumo, es que no aceptan ingresar, no solo al hogar del Estado, sino el que tiene por ejemplo un cura", agregó en ese sentido, en línea con las declaraciones de esta semana del vicejefe porteño, Diego Santilli.



Diarios Argentinos