Desaceleración económica: las ventas minoristas cayeron 4,2% en junio

El impacto de la alta inflación sobre el poder adquisitivo de los salarios empezó a sentirse en el sexto mes del año. Acumulan una baja de 2,8% en el primer semestre del año.

Se empieza a sentir el impacto de la caída del salario sobre el consumo: las ventas minoristas se desplomaron 4,2% en junio respecto de igual mes del año pasado, informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Por lo tanto, en el primer semestre del 2018 las ventas acumulan una caída del 2,8% en relación al mismo período del 2017.



“La incertidumbre cambiaria continuó afectando el consumo, pero este mes se sumaron además los mayores problemas de empleo e ingresos, especialmente en los sectores de ingresos medios y bajos”, señalaron desde la CAME.

En el sexto mes del año el rubro más afectado por la caída del consumo fue el de “marroquinería”, que tras el Día del Padre las ventas se congelaron y marcaron un negativo de siete puntos.

Por el lado de los “electrodomésticos y electrónicos”, la retracción de junio alcanzó el 4,8% y el acumulado anual es 2,2% negativo. A pesar del impulso que generó el Mundial sobre la comercialización de televisores LED, solo un tercio de los comercios registraron alzas interanuales en las ventas.

El sector de “indumentaria”, la baja fue de 4,8% respecto de igual mes del año pasado, y acumula un descenso de 4,1% en lo que va del año. Además, el 66,7% de los comercios de este rubro tuvieron bajas anuales (en mayo, el 60% de los comercios finalizaron en baja).

Dinámica similar mostró el rubro de “calzados”: las ventas cayeron 4,7% en junio y acumulan un negativo de 3,7% en lo que va del 2018. Además, ocho de cada diez comercios del rubro registraron bajas en las ventas.

Por último, “alimentos y bebidas” retrocedió 1,1% en el sexto mes del año, acumulando una caída de 1,2% en el primer semestre. En línea con el resto de los rubros, solo un 30% de los comercios mostraron subas en sus ventas, y durante el mes pasado el consumo se concentró en comercios de barrio y segundas marcas.

Diarios Argentinos