Denuncian que Macri supo de la ubicación del Ara San Juan a 11 días del hundimiento

Un excomandate chileno sostuvo que encontraron el submarino pero que por alguna razón, al gobierno Macri no le interesó y contrató a una empresa norteamericana para su búsqueda.

La abogada Valeria Carreras, representante y defensora de los familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan, realizó una ampliación de su denuncia contra el expresidente Macri y el exministro de Defensa Oscar Aguad, en la que los acusa de tener conocimiento de la ubicación del submarino a tan solo 11 días de su hundimiento. 

El elemento de prueba presentado por la abogada Carreras es una nota periodística, publicada en el diario chileno El Mercurio, en la que un excomandate chileno, el capitán de navío retirado César Miranda, sostiene que ellos encontraron el submarino 11 días después del último contacto, pero que por alguna razón que desconoce, el gobierno de Macri hizo caso omiso. 

"Cuando (un año después de que el submarino desapareciera) sale el anuncio de que una empresa (Ocean Infinity de EE.UU.) lo había ubicado, me llamó la atención que la locación que entregó era extremadamente cercana, por no decir la misma, que nosotros reportamos. ¿Qué razones motivaron a mantener esta información en stand by? lo desconozco", sostuvo Miranda en una entrevista al periódico chileno El Mercurio.

El submarino argentino desapareció el 15 de noviembre de 2017 cuando navegaba en el mar Argentino con 44 personas a bordo (43 hombres y una mujer) desde Ushuaia (extremo sur del país) hacia Mar del Plata y recién fueron hallados sus restos un año después, el 17 de noviembre de 2018, muy cerca del punto de la desaparición, a 907 metros de profundidad. 

La ampliación de la abogada Carreras viene a aportar información adicional a lo que ya se conocía desde la semana, cuando el ex comandante de la Armada Luis Enrique López Mazzeo tuvo "un fallido", y se le escapó la información de que el Gobierno sabía dónde estaba la embarcación hundida poco tiempo después del último contacto. 

"Estaba el rumor, las teorías, pero no estaba el dato certero. Una vez que dijo eso, empecé a mirar hacia atrás y busqué qué había dicho Enrique Balbi, el vocero de la mentira Armada: dijo que efectivamente había un contacto brindado por un buque chileno, el Cabo de Hornos, pero que lo descartaban porque medía 30 metros y no 59 como el submarino", señaló la abogada. Y agregó: "En la página de la Armada de Chile, publicaron que dieron el punto dato para ubicar al San Juan y pusieron la foto con el equipo sonar, con la ubicación, profundidad y tamaño. Chile lo hace para resguardarse".

Una de las hipótesis que se maneja sobre las razones del ocultamiento de esta información clave es que el gobierno de Mauricio Macri pudo tener interés por contratar a una empresa estadounidense que se dedicara a encontrar el submarino.

Diarios Argentinos