Denuncian la disminución de los recursos para la lucha contra la pobreza en la Ciudad

El Centro de Estudios Metropolitanos revela que a contramano de la situación socio-económica que vive la Ciudad se destina cada vez menos al programa para disminuir la desigualdad social.

El Centro de Estudios Metropolitanos (CEM) denuncia mediante un informe que a contramano de la situación socio-económica que vive la Ciudad se destina cada vez menos al programa "Con todo derecho Ciudadanía Porteña" para disminuir la desigualdad social y luchar contra la pobreza en la Ciudad.

Según lo que se plantea en el presupuesto el programa tiene como objetivo contribuir a disminuir la desigualdad en la Ciudad, asegurando la superación de la indigencia y disminuyendo significativamente la cantidad de hogares en situación de pobreza. Sin embargo desde el CEM denuncian que a contramano de la situación socio-económica que se vive actualmente "en los últimos cuatro años el Programa tiende a disminuir su peso específico en términos presupuestarios, la cantidad de hogares cubiertos tiende a la baja y sus metas objeto presupuestarios están estancadas".

El mismo detalla que en el tercer trimestre de 2018 en la Ciudad hay 639.000 pobres, de ellos 198.000 en situación de indigencia. Sólo tres años antes, en el mismo trimestre de 2015 había 225.000 pobres menos y por entonces, había 100.000 porteños en situación de indigencia, la mitad que en 2018.

"Las metas presupuestarias del Programa se mantienen en una cobertura de 96.000 hogares en situación de pobreza desde el presupuesto 2015 hasta el 2019 pese a que en ese mismo período los hogares pobres pasaron de 123.000 a 191.000, más de un 55% más", advierten.

A la vez que denuncian: "En mayo de 2017 los hogares que recibían el beneficio era 41.607 (142.266 personas) mientras que en el mismo mes de 2016 eran 45.538 hogares (158.400 personas) y en 2015 era 49.092 hogares (170.824 personas). Llamativamente mientras sube la población objeto del programa disminuye su cobertura".

Por su parte el Director del Centro de Estudios Metropolitanos, Matías Barroetaveña, señala: "El clima social en la Ciudad ha ido desmejorando, sobre todo en el último año. Los números de pobreza e indigencia publicados en esta semana lo reafirman". 

"El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires desfinancia el programa destinado a los más vulnerables. La falta de apoyo a Ciudadanía Porteña no se entiende. Ante un aumento de la pobreza, en el distrito más rico del país, se elije disminuir el apoyo para los más pobres. Esto hace a la ciudad más desigual, menos justa y más insegura", advierte.


Diarios Argentinos