"¡Dejen de quejarse!", pidió Carrió en medio de la crisis

La diputada oficialista, incluso, se puso como ejemplo. "El otro día no podía pagar el mínimo de las tarjetas y vendí el auto". Pidió "fe seca" en el Gobierno: "Es como cuando no aguantás más a tu marido pero seguís apostando".

La frase sobre el exgobernador cordobés José Manuel de la Sota ("gracias a Dios se murió") no fue la única frase de Elisa Carrió que generó polémica durante su visita a Córdoba. En la localidad de La Falda, la diputada oficialista habló de la crisis económica que atraviesa el país y pidió que "dejen de quejarse". 

"Ésto es la 'fe seca', como cuando no aguantas más a tu marido pero seguís apostando al matrimonio. O cuando tenés un negocio y te estas fundiendo pero seguís confiando en que vas a salir adelante", afirmó la líder la Coalición Cívica ARI, que fue a esa provincia para apoyar la candidatura a gobernador del radical Mario Negri, su colega en la Cámara de Diputados. 



"Yo sé que estamos mal hoy, que hay bronca por muchas cosas. Yo sé que hay cosas que se están haciendo incorrectamente y yo estoy en la defensa de esas cosas. Pero nosotros estamos construyendo una Argentina competitiva: la Argentina del campo, la Argentina que produce, de la agroalimentaria y la metalmecánica", añadió en ese sentido. 

La diputada planteó que "si tres generaciones hacen una fiesta, hay una generación que paga" y señaló que "la clase media trabajadora argentina la que está pagando los costos de los robos permanentes de quienes gobernaron el país y también de los grandes empresarios que se hicieron multimillonarios con las coimas que pagaron".

Incluso, Carrió consideró "injusto que se hable tan mal" de Mauricio Macri: "Más allá de sus formas, él tiene una decisión de llevarse puestos a los grandes monopolios de la Argentina que violan el sistema de competencia y la cadena de productos alimenticios".



Y hasta habló de los problemas de comunicación del presidente: "El problema es que no lo puede expresar porque es una persona tímida. Y hay que hablarle al alma. Macri tiene alma. Sufre enormemente y envejeció enormemente. ¡Que no le haga caso al teñido ese (en referencia al asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba)!".

Al retomar el tema de la dura situación económica que atraviesa el país, Carrió dejó una particular y controvertida frase: "¡Dejen de quejarse! Yo el otro día no podía pagar el mínimo de las tarjetas y vendí el auto, qué sé yo… Total después se va a arreglar. Hay que callarse y dejar de quejarse porque estamos haciendo una nueva Argentina y no podemos ser como esos maridos que se quejan". 

Diarios Argentinos móvil