Debate sobre el aborto: ¿se polariza la sociedad argentina?

Hoy la mayoría de los argentinos se manifiesta a favor de la despenalización del aborto; sin embargo, el reclamo perdió casi 15 puntos de apoyo en los últimos cinco meses. Son datos de Gustavo Córdoba & Asociados.

Un estudio de la consultora Gustavo Córdoba & Asociados demuestra que se acorta la brecha entre los que aprueban el proyecto de despenalización del aborto y los que se oponen.

En agosto, un 51,2% de los argentinos se manifestó a favor de la aprobación de la ley que se debatirá en el Senado el próximo miércoles 8, sin embargo en los últimos cinco meses el apoyo bajó catorce puntos.



A la par de la baja en el apoyo a la despenalización hubo un crecimiento en los que opinan de manera desfavorable del proyecto. Hoy un 44% de los argentinos rechaza la aprobación del aborto legal, y este sector muestra una suba de casi 15 puntos entre marzo y agosto, lo que evidencia un traslado directo desde un sector hacia el otro.

A medida que aumentó la exposición del tema en la agenda pública y se sucedieron las distintas jornadas en las comisiones de Diputados y del Senado, los sectores que rechazan la iniciativa pudieron capitalizar mejor a nivel político y a nivel de opinión pública.

Tal es así que el panorama a menos de una semana de la votación definitiva muestra al Senado inclinado hacia el rechazo y a la sociedad argentina con evidentes signos de polarización.

Cabe destacar que la problemática del aborto tiene una característica transversal a la política partidaria, sin embargo al momento de relevar la aprobación entre los votantes de Mauricio Macri y los de Daniel Scioli en el ballotage surgen algunas diferencias.

En este sentido, un 59% de los votantes del candidato del Frente para la Victoria en 2015 se manifiestan a favor del proyecto de despenalización, casi 15 puntos más que la proporción entre los votantes de Macri (45%).



El nivel de apoyo a nivel nacional va en línea con los números expresados por la Cámara de Diputados el 14 de junio, cuando el 50,2% de los legisladores se inclinaron por darle media sanción al proyecto.

Por el momento el Senado se confirma como una cámara más conservadora y con un mayor peso de las estructuras tradicionales del interior del país, donde el rechazo a la legalización es mayor.

Diarios Argentinos móvil