Davos: Xi Jinping advirtió sobre una nueva Guerra Fría

El presidente chino, Xi Jinping, inauguró hoy el Foro de Davos, con una crítica a quienes por prejuicios y arrogancia, buscan establecer "una jerarquía en la civilización humana y establecer la superioridad de su modelo sobre los demás".

El presidente chino, Xi Jinping, inauguró hoy la versión virtual del Foro de Davos, con una advertencia sobre los peligros de una nueva Guerra Fría, y con una crítica elíptica hacia Estados Unidos y su pretensión de establecer, en base a prejuicios y arrogancia, "una jerarquía en la civilización humana y establecer la superioridad de su modelo sobre los demás".

En condiciones obligadas de virtualidad por la pandemia del coronavirus, el discurso de Xi Jimping inauguró el Foro que tendrá a lo largo de la semana reuniones bilaterales en las que se debatirá cómo el mundo se puede recuperar de las consecuencias de la pandemia.

El líder chino se refirió a los peligros de una nueva Guerra Fría por las tensiones comerciales evidenciadas en el último tiempo, especialmente con Estados Unidos: “Las guerras frías, las guerras calientes, las guerras comerciales y las guerras tecnológicas socavan el bienestar de todos. Debemos derribar criterios discriminatorios, barreras a las inversiones, intercambios comerciales y tecnológicos ”. Así, hizo referencia a la exclusión de Huawei y otros gigantes tecnológicos por parte de Washington, que también se tradujo en presiones sobre sus aliados europeos para que siguieran el mismo camino. 


Xi Jimping, además, convocó a la unidad global por encima de las diferencias, con el fin de salir de la pandemia de COVID-19 que ha llevado al mundo "a su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial".

"No hay duda de que la humanidad vencerá sobre el virus y saldrá más fuerte de este desastre", aseguró Xi. Pero volvió a advertir: "Crear clanes o iniciar una nueva Guerra Fría, rechazar, amenazar o intimidar a los otros (...) solo llevará al mundo a la división". 

El presidente chino predijo que "el mundo no volverá a ser lo que fue en el pasado" y pidió a la comunidad internacional que se adapte a las nuevas realidades pospandemia, en primer lugar "aumentando la coordinación de las políticas macroeconómicas para promover conjuntamente un crecimiento sostenible, equilibrado e inclusivo".

En esa coordinación, subrayó, "deben abandonarse los prejuicios ideológicos y seguir un camino de coexistencia pacífica, beneficio mutuo y cooperación para que todos ganen", respetando las diferentes historias, culturas y sistemas sociales de cada país.

Las diferencias políticas y sociales "no deben inquietarnos: lo que debe alarmar es la arrogancia, el prejuicio, el odio y los intentos de imponer una jerarquía en la civilización humana", subrayó el líder de la segunda mayor economía mundial.

En su discurso, Xi pidió el apoyo internacional a instituciones como la Organización Mundial de la Salud, la Organización Mundial del Comercio o a los Acuerdos de París contra el cambio climático, entidades nacidas del multilateralismo y contra las cuales se dirigió gran parte de la política del ahora expresidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Necesitamos dar prioridad continua al desarrollo, implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, dijo en otra parte de su discurso, y agregó: “Y asegurarnos de que todos los países, especialmente los en desarrollo, compartan los frutos del desarrollo global”. 

El jefe de Estado chino, finalmente, reiteró el compromiso de China de implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

El Foro de Davos es reúne anualmente en el Monte de Davos (Suiza), y convoca a los principales líderes empresariales, los líderes políticos internacionales, así como periodistas e intelectuales selectos, a efectos de analizar los problemas más apremiantes que afronta el mundo, y entre ellos, la salud y el medio ambiente desde 1971.


Lagarde reclamó una política fiscal activa

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, también estuvo este lunes -en forma virtual- en Davos y aseguró que la política fiscal en la zona euro todavía tiene que ser "muy activa" para poder superar la crisis generada por la pandemia del Covid-19. 

Durante su intervención en una mesa redonda en el marco del Foro Económico Mundial, la funcionaria europea y extitular del FMI, señaló que a pesar de la tercera ola de la pandemia, hay esperanzas de que este año haya recuperación económica: "Los últimos datos que tenemos para la zona euro indican que el crecimiento del cuarto trimestre de 2020 será negativo, lo que claramente tendrá un impacto en el primer trimestre de 2021", dijo Lagarde. 

Sin embargo, la presidenta del Banco europeo se mostró optimista: "Aunque el viaje parece que se ha retrasado un poco, no debería descarrilar. En términos de políticas eso significa que la fiscal todavía tiene que jugar un rol dominante y ser muy activa", expresó.



Lagarde formó parte de una mesa donde se analizó las posibilidades de fomentar un crecimiento sostenible. Entre los panelistas participaron el ministro de Economía y Finanzas de Francia, Bruno Le Maire; el director ejecutivo de Volkswagen AG, Herbert Diess; el presidente y director ejecutivo de The Goldman Sachs Group Inc., David Solomon; y el ministro de Economía y Energía de Alemania, Peter Altmaier.




Diarios Argentinos