Davos: Macron y Merkel pidieron equidad en la vacunación

Los mandatarios también hablaron de cambio climático y de la cooperación internacional.

El presidente de Francia Emmanuel Macron hizo este martes su presentación ante el Foro Económico Mundial en Davos, que se realiza en forma virtual, haciendo un llamado a lograr equidad en el acceso a las vacunas. Ángela Merkel, canciller de Alemania, fue en la misma línea. Ambos mandatarios, además, resaltaron la necesidad del multilateralismo y abogaron por una agenda que aborde el cambio climático. 

En su exposición, Macron sostuvo que la pandemia de coronavirus transformó la vida de las sociedades y ponderó la importancia de salvar vidas durante una crisis de salud global.

El presidente francés, además, propuso que durante este año se negocien una serie de reglas internacionales para garantizar la biodiversidad, de manera similar a lo que se logró con los Acuerdos de París para limitar el cambio climático.

"Hay que conseguir que lo que estamos haciendo con el clima, lo hagamos con la biodiversidad", señaló Macron. Y explicó que el objetivo es que en la COP 26 que se celebrará a finales de 2021 se negocie "el equivalente de los Acuerdos de París para la biodiversidad".

Recordó, en tal sentido, que en esos acuerdos suscritos en la capital francesa en diciembre de 2015 se había fijado una agenda climática que hasta ahora no se está cumpliendo. Por eso, "la prioridad de las prioridades es cumplir coordinadamente nuestros compromisos".


Merkel, en la misma línea que Macron

A su turno, la canciller de Alemania destacó la necesidad del multilateralismo para abordar las crisis abierta por la pandemia del coronavirus, y la coordinación internacional. 

En su discurso, resaltó el éxito de los programas de vacunación covid-19 y cómo ilustran el valor de la cooperación internacional. "La vacuna muestra que podemos encontrar una salida a esta pandemia, pero será mucho más difícil de lo que pensamos" afirmó la mandataria. Y acto seguido, afirmó: Lo importante es tener una repartición equitativa (...) en este periodo de poca disponibilidad de las vacunas". 

Y a continuación, dijo sobre el acceso a las vacunas: "Para mí está aún más claro que antes (...) que tenemos que optar por la vía multilateral y que el proteccionismo no resolverá los problemas".

La canciller sostuvo que el mundo y Alemania han aprendido numerosas lecciones de la pandemia, especialmente en lo que refiere a la manera en que los seres humanos estamos conectados en todas las partes del mundo y cómo la globalización puede hacernos vulnerables. 

Merkel también habló sobre el cambio climático y el Acuerdo de París. Dijo que Europa podría ser el primer continente climáticamente neutro y enumeró las formas en que podría lograr una reducción de 55% en las emisiones. Pero dijo que las naciones industrializadas se han vuelto demasiado introvertidas y "no estamos haciendo lo suficiente para ayudar a los países en desarrollo".

"Cerrarnos contra los demás no ayudará ni a abordar la crisis climática ni el drama del covid-19", puntualizó la canciller.

Finalmente, Merkel pidió una mayor transparencia y dijo que es un "muy buen mensaje" que Estados Unidos bajo Biden quiera participar en el trabajo de la Organización Mundial de la Salud. Por el lado del comercio mundial, culminó diciendo que la Organización Mundial del Comercio es fundamental si se quiere hablar sobre el multilateralismo y que "si queremos tener acuerdos multilaterales, es necesario establecer normas comunes en lo que respecta a las condiciones de trabajo y el medio ambiente".


La injusta distribución de las vacunas a nivel mundial

Las intervenciones de Macron y de Merkel se encuentran en plena sintonía con lo expresado recientemente por la OMS. Días pasados, su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió sobre la enorme desigualdad en la distribución de la vacuna contra el SARS-CoV-2.

"Debo ser franco: el mundo está al borde de un fracaso moral catastrófico, y el precio de este fracaso se pagará con las vidas y el sustento de los países más pobres", dijo Tedros.

El máximo responsable de la OMS consideró que no es justo que gente sana y joven en naciones ricas acceda a la vacuna antes que grupos vulnerables en países más pobres. Como ejemplo, explicó que se habían distribuido alrededor de 39 millones de dosis de la vacuna anticovid en 49 de los países más ricos, en comparación con tan solo 25 dosis en una nación pobre.

Según la OMS, el 95% de las vacunas contra el coronavirus está concentrado en diez países, por lo que  el director para le región Europa de la organización, Hans Kluge, hizo un llamando a ser más solidarios: "Todos los países capaces de contribuir, dar y apoyar el acceso y el despliegue justos de las vacunas háganlo".

De acuerdo a la plataforma de análisis de datos Our World in Data, que se basa en cifras de la Universidad Oxford, esos diez países son: Estados Unidos, China, Reino Unido, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Italia, Rusia, Alemania, España y Canadá.



Diarios Argentinos