Autocultivo de cannabis medicinal: saldar la deuda

El gobierno nacional presentó un borrador de la reglamentación de la ley a quienes luchan para que el autocultivo deje de ser penado. Regulación, cultivo con fines medicinales y siembra comunitaria en Argentina.

El objetivo de la propuesta es que el Estado Nacional garantice el acceso de la planta de cannabis para uso medicinal a través del autocultivo. Además, la norma contempla el expendio de cannabis en farmacias, motivo porque el que se asegura a todas aquellas personas que no cuentan con obra social o medicina prepaga, el acceso al cannabis.

En los últimos años, el uso del cannabis con fines medicinales se ha extendido progresivamente en todo el mundo, y muchos países han emitido normas para su legalización.Su uso cada vez más extendido se debe a los efectos benéficos en el tratamiento de muchas enfermedades. En ese sentido en la Argentina, en el año 2017, fue aprobada la ley 27.350, Ley de Uso Medicinal de la Planta de Cannabis, que permitía el uso terapéutico y paliativo del cannabis, pero excluía al autocultivo. 

Tal es así que el borrador presentado por ministro de Salud de la Nación, Gines González García a organizaciones cannábicas, médicos, docentes y científicos que integran del Consejo Consultivo Honorario, anulará la redactada por el gobierno de Mauricio Macri. De esta manera los usuarios terapéuticos ya no deberán acudir a la clandestinidad para obtener el cannabis, pues se les permitirá cultivar la planta en sus casas, además de la habilitación de expendio en farmacias y la producción pública, que avala al propio estado a producir marihuana con fines terapéuticos. 

El cannabis tiene fines múltiples para la salud: como anti-inflamatorio, analgésico, protector y reparador del tejido nervioso, anticonvulsivante, relajante muscular, anti-tumoral, anti-náusea y anti-vomitivo; antiespasmódico, estimulante del apetito, ansiolítico & antipsicótico, inductor del sueño, regulador de la inmunidad, antioxidante, preventivo de la recaída y del Síndrome de Abstinencia. 

Al respecto, Valeria Salech, referente de Mamá Cultiva, declaró al aire a AM750: “Esta es la reglamentación que esperábamos desde 2017"; además, destacó que la reglamentación que se impulsa es un pedido de toda la sociedad que se espera hace años. Salech, concluyó que desde la organización están siendo escuchadas, “para que se solucione la problemática de las personas que cultivan.”

En este marco cobraron fuerza recientemente distintas iniciativas para la producción y siembra de cannabis a nivel local: por un lado, la provincia de La Rioja, con el impulso de su gobernador Ricardo Quintela, se encuentra en vías de concretar un proyecto de producción y comercialización de cannabis en asociación con el CONICET y con la Universidad Nacional de La Plata. Por otro lado, el Intendente de Villa Ciudad Parque (Córdoba), Pablo Riveros, busca realizar siembra comunitaria en su localidad. 

Además la ley de Autoabastecimiento de Cannabis con fines terapéuticos obtuvo media sanción en la Cámara de diputados de la provincia de Santa Fe. Ahora será el turno de la discusión en Senadores. 


La experiencia de Villa Ciudad Parque



EPD dialogó con  Riveros explicó su propuesta: “La iniciativa busca crear un marco jurídico para la actividad de producción y cultivo de cannabis con fines medicinales”. Riveros entiende que el acceso al cannabis es una cuestión de salud pública y pone como ejemplo su propia localidad, donde más de 20 vecinos utilizan cannabis para uso medicinal.

En el Valle de Calamuchita, a 70 Km. de la ciudad de Córdoba, se encuentra Villa Ciudad Parque, un pueblo de 3500 habitantes que combina paisajes de variada flora y fauna, que atrae a miles de turistas cada año, haciendo del turismo su principal fuente de sustento económico. Además, la variedad de espacios que presenta Villa, posibilitaría la siembra comunitaria de cannabis.

“La comuna tiene destinado un predio para el cultivo del cannabis y pensamos que se puede lograr, en una instancia a futuro, la experiencia con cultivadores, que pongan las materia verde en función de la producción del aceite”.

El jefe comunal sostiene que el objetivo es dar respuesta a una demanda que ya existe y que ayudaría a mucha gente con patologías muy complejas como Epilepsia Refractaria; enfermedades crónicas; algunas que tienen que ver con la edad, como artritis, reuma y dolores musculares o inclusive enfermedades terminales. Riveros subraya también que su compromiso para con los vecinos es que "las personas tengan acceso a esta medicina de forma segura y no teniendo que exponerse a la clandestinidad”.

Según el Estudio Nacional en Población de 12 a 65 años sobre Consumo de Sustancias Psicoactivas realizado por la SEDRONAR en 2017, la marihuana es la droga ilícita de mayor consumo en el país. Entre 2010 y 2017, el consumo creció en todos los grupos de edad, tanto en varones como en mujeres.

La ilegalidad ha sido históricamente el contexto en el que se produce, distribuye y consume el cannabis en la Argentina. Así lo expone el acuerdo por la Regulación del Cannabis, una organización no gubernamental que impulsa una reforma de la ley de drogas, en la que sea el sujeto el centro de atención para mejorar la salud.

Al respecto, Riveros reflexionó que es fundamental “dar una vuelta a la reglamentación de la ley, para seguir avanzando en una cuestión que responde a la salud de los ciudadanos”, además esperan que el proyecto en Villa Ciudad Parque abra nuevamente al debate

A partir del impulso estatal de modificar la reglamentación de la Ley 27.350, cambia el paradigma y el escenario después de 80 años de prohibición de la marihuana en el mundo. La organizaciones cannábicas junto a la comunidad médica y científica, fueron fundamentales para avanzar en materia de uso de cannabis con fines terapéuticos. Ahora se deberá esperar el proyecto definitivo para llevarlo a cabo y cerrar un ciclo de penalización a los consumidores que por motivos de salud utilizan el cannabis medicinal.




Diarios Argentinos