¿Cuánto le costará al Estado garantizar el aborto legal?

Los defensores del proyecto aseguran que la legalización no tendrá altos costos porque bajará la cantidad de complicaciones por aborto. Para los detractores, el gasto será superior a los $1600 millones anuales.

Esta semana se inició el debate en las comisiones del Senado sobre el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados. Una de las polémicas que se instaló es el costo de la implementación del aborto legal. Los defensores apuntan que la legalización del aborto y la entrega de anticonceptivos costarán USD 9 por año por persona. Para los detractores, la medida hará colapsar el sistema de salud, con un gasto superior a los $1600 millones y 150 mil internaciones.

Consultados sobre el costo para el Estado de esta iniciativa, distintos especialistas a favor de la despenalización presentaron en el Congreso el último informe de la comisión Guttmacher-Lancet sobre Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos. La organización, una referencia en el área a nivel internacional, señala que cubrir el acceso a la salud sexual, el aborto seguro y la entrega de métodos anticonceptivos cuesta tan solo USD 9 por persona por año en los países en desarrollo.

“Esta es una inversión asequible, especialmente considerando que la mitad de esa cantidad ya se destina para cubrir el costo de los niveles actuales de atención”, apunta el mencionado documento. Según estima el organismo, los 9 dólares alcanzarían para entregar métodos de anticoncepción modernos, asegurar el aborto seguro y gratuito y proveer atención a la madre y al recién nacido.

Este cálculo sobre el costo moderado de la legalización de la IVE está en línea con los dichos del ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, que defiende el proyecto sancionado por Diputados. “Los costos del aborto se dan con las complicaciones, con el aborto seguro esos costos bajan dramáticamente”, manifestó el funcionario el mes pasado en declaraciones al diario Clarín. En base a los egresos hospitalarios, Rubinstein estima que ingresan al sector público entre 40 a 50 mil mujeres por complicaciones en el aborto y que representa el 50% de las camas.

Por ende, si se aprueba el proyecto, las complicaciones por interrupciones del embarazo y sus costos derivados para el sistema de salud (terapias intensivas, cirugías mayores y camas ocupadas) bajarán drásticamente. “El sistema de salud argentino está preparado y en condiciones de responder", concluye el ministro de Salud.

Por su parte, los antiabortistas sostienen, entre otras cuestiones, que la legalización implicará un alto costo para el Estado. Ayer, en el Senado, el urólogo Fernando Secin aseguró que la aprobación del proyecto implicará una erogación pública de $1600 millones e insumirá 150.000 internaciones.

"Juguemos con los números. Un misoprostol cuesta 3343 pesos, 500 mil son más de 1600 millones de pesos, 55 millones de dólares", afirmó Secin, en un cálculo exagerado que contempla el precio comercial de la droga  y no el que podría conseguir el Estado por comprar grandes cantidades. "Si tenemos en cuenta que el 30% de los casos termina en intervención por feto muerto y retenido, habría 150 mil internaciones. Entre 10 y 12 veces más que las del hospital Garrahan. Además, hay que hacer una ecografía en todos los casos", especuló el médico.

Diarios Argentinos móvil