Cuatro claves de la elección en Córdoba

Cambiemos llega dividido a los comicios de un distrito que fue clave en su victoria en 2015. Schiaretti es favorito para la reelección y la UCR pone en riesgo el control de la ciudad capital.

La de Córdoba no es una elección provincial más. Ese distrito fue fundamental en la victoria de Cambiemos del 2015. Por lo tanto, lo que allí suceda este domingo tendrá importantes consecuencias políticas para la competencia nacional. ¿Qué pone en juego la Casa Rosada? ¿Qué puede esperar el peronismo de los comicios? A continuación, cuatro claves del gran desafío electoral de este fin de semana.

1) ¿Quién termina segundo, Negri o Mestre?

La reelección de Juan Schiarreti está descontada. Todos los sondeos lo dan como amplio favorito, con posibilidades de superar el 50% de los votos. La gran incógnita es quién conseguirá el segundo lugar, Mario Negri, el candidato de la Casa Rosada y de Elisa Carrió, o Ramón Mestre, el aspirante del radicalismo.

Cambiemos no logró consensuar su candidato a gobernador y los socios de gobierno a nivel nacional resolvieron ir por separado. La UCR siempre pensó a Mestre como el candidato natural de la alianza, algo que el Pro y Carrió no aceptaron. La división puede dejar heridas fuertes. El que salga segundo podrá “facturarle” a la fuerza del tercero el error de haber ido por separado.

2) ¿Podrá la UCR retener la ciudad de Córdoba?

La fractura de Cambiemos a nivel provincial se replica a escala local y pone en riesgo el control de la UCR de la capital cordobesa. El radical Rodrigo De Loredo aparece en las encuestas en tercer lugar, detrás de Luis Juez (apoyado por el macrismo y por la Coalición Cívica). El candidato de Schiaretti, Martín Llaryora, es el dirigente con más chances de quedarse con la principal ciudad de Córdoba. De confirmarse este pronóstico, será una jornada catastrófica para la UCR.

3) ¿Qué postura adoptará Schiaretti a nivel nacional tras su muy probable triunfo?

De resultar reelecto, Schiaretti se consolidará como uno de los principales referentes dentro del lote de gobernadores peronistas. A fin de cuentas, conduce el distrito opositor más grande del país. ¿Puede servirle la victoria del domingo como trampolín para erigirse como el candidato del peronismo no kirchnerista? ¿Convocará al peronismo federal y a Roberto Lavagna a una gran interna para intentar romper la dinámica de polarización?

Schiaretti tiene una relación histórica con Mauricio Macri. Es posible que en la noche del domingo no dirija sus dardos hacia la figura presidencial y sí contra Carrió, que durante la campaña defenestró la reputación del fallecido José Manuel de la Sota. Lo que es seguro es que el líder cordobés mantendrá distancia del armado de Cristina Kirchner.


4) ¿El tropezón en Córdoba del radicalismo puede poner en riesgo la continuidad de Cambiemos?

La UCR celebrará su Convención Nacional el próximo 27 de mayo en Parque Norte. En ese encuentro se decidirá, entre otras cosas, si el partido de Raúl Alfonsín seguirá adentro de la alianza Cambiemos. La discusión será orquestada por Jorge Sappia, un cordobés que responde a Mestre y es partidario de romper con Macri. El ánimo de los convencionales radicales está afectado y la Casa Rosada supervisa de cerca ese malhumor.

Al descontento generado por la crisis económica y por la postergación en la toma de decisiones, la UCR le agrega el malestar de estar perdiendo ciudades importantes que controla. Si se repiten los resultados de las primarias, el radicalismo puede dejar de gobernar Paraná y la ciudad de Santa Fe, además de ciudad de Córdoba. En el partido crece la idea de que ir a las urnas pegado a Macri les resta votos. ¿Impulsarán el quiebre de Cambiemos? ¿Intentarán sumar dirigentes peronistas, como Lavagna, para ir a una PASO contra el presidente? La estrategia que la UCR adopte en la Convención depende en gran medida de lo que pueda pasar el domingo en Córdoba.

Diarios Argentinos