Cuarentena: los cambios que prepara la Ciudad y el "optimismo" en Provincia

En el Ejecutivo porteño delinearon un esquema de reapertura de actividades. "A partir del 17 puede haber medidas diferentes", adelantó Santilli. En tanto, Kicillof destacó el acatamiento del aislamiento y no descarta flexibilizaciones.

Pese a que ayer nuevamente se registraron más de tres mil contagios de coronavirus diarios en todo el país, desde el Gobierno de la Ciudad delinearon un nuevo esquema de reapertura de actividades y en Provincia, Axel Kicillof, se mostró optimista con el acatamiento de la cuarentena y no descarta "flexibilizaciones". ¿Qué cambios se vienen en el AMBA?

Los cambios en la Ciudad

"A partir del 17 puede haber medidas diferentes, en una estrategia conjunta", adelantó ayer el viceje de Gobierno porteño, Diego Santilli. En la reunión de Gabinete que se llevó a cabo el jueves pasado, el Ejecutivo porteño armó un plan para cuando termine esta fase del confinamiento, que incluiría la reapertura de comercios barriales, el permiso para la actividad física al aire libre y la ampliación a toda la semana para los paseos recreativos con niños y niñas. 

La idea de la gestión que encabeza Horacio Rodríguez Larreta es armar, para una primera etapa que arrancaría el 18, un esquema de reapertura de actividades similar al que estuvo vigente hasta el endurecimiento de la cuarentena determinado por el Gobierno nacional a inicios de este mes.

De este modo, volverían a funcionar los comercios de cercanía y las galerías barriales, que debieron bajar sus persianas hace diez días, y para ello se preservarán las intervenciones peatonales en las calles que permiten una ampliación de la superficie de las veredas para la circulación de las personas manteniendo distancia física. Por otro lado, estaría autorizado nuevamente el trabajo de las empresas de mudanzas, volvería el streaming de música con recitales on line y el servicio de culto también a través celebraciones por internet.

Quedarían nuevamente habilitadas las prácticas deportivas al aire libre, en horario nocturno, que fueron objetadas cuando se implementaron en junio debido a que en las primeras jornadas se observaron aglomeraciones de personas en los parques.

Y, por último, se ampliarían a todos los días de la semana la posibilidad de realizar paseos recreativos con niños, niñas y adolescentes de hasta 15 años, acompañados por un adulto.

De acuerdo al borrador del cronograma de flexibilización que estudian en el Gobierno porteño, se estipulan al menos doce etapas que demandarán al menos un semestre para concretarse. En el segundo escalón de ese esquema, que no tiene fecha determinada, aparece la posibilidad que los adultos mayores puedan salir a los paseos recreativos en el fin de semana; así como ampliar las zonas comerciales habilitadas con la incorporación de aquellas que tienen "alto tránsito".

Para más adelante, figuran los permisos para que se retomen las obras de construcción privadas que permanecen paralizadas desde el inicio del aislamiento; y la apertura de peluquerías y locales gastronómicos, dos rubros cuyos representantes reclaman desde hace semanas la oportunidad de retomar su trabajo ante el impacto económico que tuvieron por la cuarentena.

El optimismo en Provincia

El gobernador bonaerense se mostró optimista con el cumplimiento de la cuarentena estricta en el AMBA y aseguró que "se redució la movilidad". En ese sentido, sostuvo que "si hay una correlación directa y una consecuencia que tiene la baja de movilidad, es la baja de contagios. Eso todavía no se observa porque lo que estamos viendo hoy en los tests, son contagios que ocurrieron en los últimos días previos a una cuarentena más fuerte".

En la administración de Kicillof no descartan de plano una flexibilización del aislamiento para la nueva etapa. Si bien sostienen que hay que ver el resultado de esta fase estricta del aislamiento, que se tendrán los próximos días, abren la posibilidades de una reapertura gradual en distintos lugares del territorio bonaerense en donde la actividad se encuentra parada.

Esto se evidenció en las declaraciones de varios funcionarios. La ministra de Gobierno, Teresa García, el ministro de Salud y su vice, Daniel Gollán y Nicolás Kreplak, modificaron sus discursos en los últimos días y dejaron abierta la posibilidad a un retorno del fase tres para el 18 de julio.

La semana que viene será clave para determinar los cambios que vienen en la nueva etapa de la cuarentena en el AMBA, que ya lleva 113 días. Durante las reuniones que mantendrán tanto Alberto Fernández, como Kicillof y Larreta se terminará de consensuar el nuevo esquema, mientras tanto el foco de contagio sigue siendo la zona metropolitana de Buenos Aires, se verá en los próximos días si el aislamiento estricto dio resultado. 

Diarios Argentinos móvil