Cruce entre funcionarios por la fórmula jubilatoria

Claudio Lozano criticó la nueva fórmula que propone el gobierno para actualizar los haberes previsionales, y un funcionario de Guzmán salió a responderle.


En las últimas horas, se produjo en las redes sociales un tenso cruce entre dos funcionarios del gobierno nacional. El Secretario de Políticas Tributarias del Ministerio de Economía, Roberto Arias, salió a responderle al director del Banco Nación Claudio Lozano, defendiendo el actual proyecto que propone el oficialismo para reformar la fórmula de actualización de los haberes previsionales.  



¿Qué pasó?

El que inició la discusión, sin proponérselo quizás, es Claudio Lozano. Aunque forma parte del gobierno nacional, no dejó pasar la ocasión para criticar el proyecto oficialista que busca modificar la fórmula de los haberes previsionales. Lozano enumeró una serie de aspectos técnicos para criticar la nueva fórmula que propone el gobierno. Su crítica central es que esta no contempla una actualización por inflación. 

Pero Lozano no se quedó en la crítica técnica. Como conclusión, reveló que el gobierno, lo que busca, es un ajuste fiscal para complacer al FMI, con quien se encuentra en pleno proceso de renegociación.  

Arias, funcionario que trabaja con el ministro de Economía Martín Guzmán, le respondió, también a través de twitter. En uno de los tuis, sostuvo: "Lo que busca la fórmula es mejorar el poder adquisitivo en forma sostenible. Privilegiar lo fiscal es algo muy diferente. Esta fórmula genera aumentos en términos reales de los haberes, cuando hay mayor actividad, empleo y salarios. Si fuese una fórmula "fiscalista", en tal situación los aumentos serían menores (por ejemplo, atándolos a la inflación)".


A continuación, reproducimos el contenido textual y completo de los tuits de cada uno:


Claudio Lozano:

"Resulta insólito que en una economía inflacionaria como la #argentina, no se incluya en una fórmula de movilidad la cuestión central: el aumento de los precios. Es el caso de la propuesta de #movilidadjubilatoria que está en debate en el Congreso. Es más que evidente que en un sistema previsional que paga $ 18.129 como haber mínimo y que tiene como haber promedio $ 22.929 frente a una canasta de bienes y servicios para la tercera edad que se ubicó en  octubre en $ 49.614. 

El objetivo de la fórmula de movilidad debe ser (por lo menos) mantener el poder adquisitivo de los haberes. Máxime cuando los jubilados perdieron un 23% en el período Macri y no han recuperado ese deterioro desde la asunción del nuevo gobierno. Es evidente que la relación entre el salario y el haber jubilatorio no es óptima y es evidente también que eso no se resuelve con la fórmula de movilidad. También es claro que el sistema está desfinanciado y que hay que discutir como se lo financia. 

Pero es evidente también que eso no lo resuelve la movilidad. Por ende, los dos componentes que se incluyen en la fórmula en debate si bien pueden incorporarse, deben hacerlo a sabiendas de que deben ser revisados en su relación con el sistema y que además ninguno de ellos per se, garantiza el mantenimiento del poder adquisitivo de los jubilados. Máxime cuando la propia fórmula establece que si los salarios crecen más que la recaudación, esa mejora no va a los jubilados, y si la recaudación sube más que los salarios, tampoco se les traslada a los jubilados ese plus recaudatorio. 

Es más, en contextos de recesión y caída de la recaudación, los haberes jubilatorios perderían, al tiempo que su deterioro no haría más que profundizar la recesión. En suma, estamos frente a 1 fórmula que privilegia el sostenimiento de las cuentas fiscales antes que sostener el poder adquisitivo de los haberes jubilatorios. La razón es simple. Está pensada en clave de FMI antes q en función de las nec q hoy exhiben la mayoría de nuestros jubilados. Es imprescindible corregir esta fórmula y estamos a tiempo. Hay que incorporar una cláusula que establezca un piso para los aumentos equivalente al aumento de los precios. Es decir, el resultado de la fórmula nunca podrá ser inferior al aumento de la inflación. A la vez,mientras los niveles inflacionarios sean los vigentes habría que mantener el sistema de actualización trimestral. La relación del haber c/ los salarios y la discusión s/ el financiamiento deben ser abordadas en profundidad en el marco de una profunda reforma previsional".


Roberto Arias:


"Este hilo de Claudio Lozano tiene varias inexactitudes que considero importante aclarar en vistas del debate que se viene sobre la forma de actualizar los haberes previsionales. Dice Lozano que “el objetivo de la fórmula debe ser (por lo menos) mantener el poder adquisitivo de los haberes”. Ese no es nuestro objetivo, queremos MEJORAR el poder adquisitivo y por eso se incluye el salario y la recaudación en la fórmula (y no la inflación). 

Dice que la fórmula “privilegia el sostenimiento de las cuentas fiscales” antes que el poder adquisitivo de los haberes. Falso. Lo que busca la fórmula es mejorar el poder adquisitivo en forma sostenible. Privilegiar lo fiscal es algo muy diferente. Esta fórmula genera aumentos en términos reales de los haberes, cuando hay mayor actividad, empleo y salarios. Si fuese una fórmula "fiscalista", en tal situación los aumentos serían menores (por ejemplo, atándolos a la inflación). La mejora del haber real en los momentos buenos del ciclo, es justamente porque necesitamos que la fórmula sea sostenible. Como dice nuestro maestro Miguel Fernández Pastor, : “No hay jubilados ricos en una sociedad pobre, pero puede haber jubilados pobres en una sociedad rica”.

Dice Lozano que si la recaudación crece más que los salarios, esa mejora no va a los haberes. Esto es falso. Es la mayor ventaja que tiene esta fórmula. Si la recaudación crece, esa mejora se distribuye en los jubilados y pensionados. Crecimiento compartido. Dice también que si los salarios crecen más que la recaudación, eso no llevará mejora a los jubilados. Eso tampoco es así. El tope de 1.03 funciona a partir de los “recursos totales” de ANSES, con lo cual si aumentan los salarios es obvio que aumentaran esos recursos. Hay otros temas del hilo que no coincido en nada, pero quería aclarar estos puntos porque son centrales.Esta fórmula funcionó entre 2009 y 2017 mejoró el 25,6% de los haberes reales. En un momento de una entrevista propone "1% más que la inflación", eso hubiese mejorado 9%".



 


Diarios Argentinos